18 de septiembre de 2019
  • Martes, 17 de Septiembre
  • 7 de junio de 2009

    Innova.- Medio Rural estudia ampliar en 2010 el proyecto de trazabilidad por radiofrecuencia a todas las queserías

    OVIEDO, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Medio Rural y Pesca del Principado estudia ampliar para el año que viene el proyecto de trazabilidad por radiofrecuencia, con el sistema RFID, al conjunto de las queserías de la comunidad.

    Así, tras culminar un proyecto europeo dirigido a comprobar la viabilidad del sistema de radiofrecuencia en la producción del queso de Cabrales y después de finalizar las pruebas piloto en queserías artesanas de Cabrales, Gamoneu, Afuega'l Pitu, Casín y Los Beyos, la Consejería junto al Laboratorio Interprofesional Lechero de Asturias (LILA) analizan la posibilidad de poner a disposición del resto de queserías el nuevo sistema de control de elaboración.

    El jefe de servicio de Industria y Comercialización Agraria de la Consejería, Julio César Menéndez, explicó en declaraciones a Europa Press que "está en estudio" aunque este año no se podrá llevar a cabo por cuestiones económicas. No obstante, indicó que se trabaja para abordarlo el año que viene.

    "Estamos interesados en extender el sistema y crear alguna línea que pudiera ayudar a los queseros a implantarlo", comentó valorando el proyecto como "muy eficaz".

    Menéndez indicó que el proyecto piloto tuvo un coste inicial elevado porque "hubo que cambiar maquinaria". Sin embargo, reseñó que "el resultado al final es muy positivo porque se mejora y controla más la trazabilidad con lo que se evitan errores humanos al ser procedimientos automatizados, con lo que a medio plazo supone un ahorro y permite una gestión más eficaz".

    En este sentido, indicó que el siguiente paso será "poder ayudar" a las empresas a asumir inversiones para la adaptación de la producción al sistema de trazabilidad por radiofrecuencia. "Hay que evaluar los costes y analizar las posibilidades", señaló.

    Por su parte, el director adjunto de LILA Asturias, Alberto Meana, señaló que "todas las denominaciones de origen tienen al menos una prueba del proyecto piloto" por lo que el reto ahora es ampliar el sistema a todo el sector quesero.

    Apuntó además que la producción de Gamoneu supera los 50.000 quesos; en el caso de la denominación de origen Casín las 16.000 unidades; de Afuega'l Pitu más de 430.000 quesos; y en el caso de Cabrales sobre las 200.000 unidades.

    Alberto Meana recordó que esta iniciativa surgió dentro del proyecto europeo ESTIIC (Fomento del uso de la tecnología, la innovación y la sociedad de la información a favor de la competitividad) que lideró Asturias a través del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa).

    "Después de comprobar con éxito la viabilidad del sistema en los quesos Cabrales dentro del proyecto europeo ESTICC, a partir de un proyecto del Idepa y de la Consejería se montó el sistema de software y hardware en una quesería de cada denominación para hacer las pruebas piloto que también han sido exitosas", indicó.

    En las etiquetas de RFID se almacenan diversos datos entre los que se encuentran la identificación del productor; el código de cada queso; su composición; y todos los pasos de producción por fecha.

    Para ello, se instala un PC y varios terminales en los cuales a través de 'tags', o etiquetas inteligentes, se introducen de forma automática los datos de los diferentes procesos por los que el queso va pasando para llegar a su elaboración final.

    "Por primera se emplea la tecnología de ondas de radio RFID en un producto agroalimentario con el fin de seguir sus pasos a través de toda la cadena de producción hasta el punto de venta", resaltó Meana.