24 de noviembre de 2020
19 de agosto de 2007

El 70% de la superficie de algas del litoral asturiano ha desaparecido debido al cambio climático

En los últimos dos años ha desaparecido una gran superficie de algas entre las zonas de Novellana (Asturias) y Oleiros (La Coruña)

OVIEDO, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La bióloga asturiana, Brezo Martínez Díaz-Caneja, manifestó que el litoral asturiano ha perdido alrededor de un 70 por ciento de su superficie cubierta por algas debido al calentamiento del agua provocado por el cambio climático. Díaz-Caneja afirmó en declaraciones a Europa Press, que "hay especies de macroalgas que han desaparecido".

La licenciada en biología aseguró que especies de algas como la 'Fucus Serratus' (alga parda) o la 'Himanthalia elongata', más conocida como 'Espagueti del mar' que viven en las zonas de agua fría están desapareciendo de la costa asturiana y sólo quedan reductos en las costas gallegas y portuguesas.

Este tipo de algas, al igual que las laminarias, continuó su explicación Martínez Díaz-Caneja, crecen en zonas del norte de Europa y en el cantábrico, "sobre todo en las costas asturianas y gallegas debido a que la temperatura del agua es más calida frente a las costas del País Vasco".

Estas macroalgas "muy comunes en los pedreros y rocas del litoral asturiano" comienzan a dejar de serlo debido a que tan solo sobreviven y se desarrollan en aguas de baja temperatura. "Esta situación además de cambiar el paisaje marino de la costa asturiana hace que muchas especies marítimas desaparezcan al alimentarse de estas plantas marinas", apuntó Brezo Martínez.

La experta alertó que en los últimos dos años ha desaparecido una gran superficie de algas entre las zonas de Novellana (Asturias) y Oleiros (La Coruña) debido a que la temperatura del agua aumentó casi dos grados de temperatura, lo que "impide el desarrollo vital de las algas".

Además, la bióloga asturiana aseguró que aunque la temperatura del mar cantábrico vuelva a bajar, la nueva aparición de estas algas en las rocas y pedreros asturianos será casi imposible porque "su crecimiento y dispersión es muy lenta".

Las macroalgas son aquellas que resultan más familiares, las que se pueden observar en la bajamar dispersas por la arena o en las rocas del litoral, así como las que componen las franjas dibujadas a distintos niveles sobre escolleras y diques de los puertos.