26 de mayo de 2019
  • Sábado, 25 de Mayo
  • 10 de septiembre de 2008

    AMP.-Premios.-El jurado personifica en Betancourt a "quienes están privados de libertad por defender los derechos humanos"

    OVIEDO, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El jurado del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia considera que Ingrid Betancourt "personifica a todos aquellos que en el mundo están privados de libertad por la defensa de los derechos humanos y la lucha contra la violencia terrorista, la corrupción y el narcotráfico".

    En el acta, al que dió lectura el presidente del Principado y del jurado, Vicente Álvarez Areces, se destaca la "fortaleza, dignidad y valentía" con las que Betancourt se ha enfrentado a seis años de "injusto cautiverio" y se expresa la solidaridad con "todas aquellas personas que padecen las mismas dramáticas e inadmisibles condiciones que ella ha sufrido, así como con aquellos gobiernos que, al igual que el de la República de Colombia, trabajan por la consolidación del sistema democrático y las libertades cívicas".

    La candidatura de Betancourt fue apoyada por los miembros del Patronato de la Fundación Príncipe de Asturias Francisco Daurella y Fernando Masaveu, el embajador de Francia en España Bruno Delaye, el ministro Miguel Ángel Moratinos, y los Premios Príncipe de Asturias Muhammad Yunus, Vicente Ferrer, Enrique Iglesias, Fernando Henrique Cardoso, Umberto Eco, Anthony Giddens, Mary Robinson, Woody Allen, Simone Veil, Belisario Betancurt, Javier Pérez de Cuéllar, Václav Havel, Mário Soares, Jacques Delors, Nicolás Castellanos, Luis María Anson y Juan Antonio Samaranch.

    El jurado de este premio integrado también por Matías Rodríguez Inciarte, presidente de la Fundación Príncipe de Asturias, Paz Fernández Felgueroso, alcaldesa de Gijón; Fernando de Almansa, Adolfo Barthe Aza, Antonio Brufau Niubó, José Celma Prieto, Ramón Colao Caicoya, Jacobo Cosmen Menéndez-Castañedo, Francisco Daurella, Juan Manuel Desvalls, Isidro Fainé, Pedro Luis Fernández, Francisco de la Fuente Sánchez, Juan Ramón García Secades, Ignacio Garralda Ruiz de Velasco, Vicente Gotor, Juan Luis Iglesias Prada, José Luis Méndez López, Fernando Menéndez Rexach, Marcelino Oreja Aguirre, Helena Revoredo de Gut, Ángel Ron Güimil, Román Suárez Blanco, Antonio Suárez Gutiérrez, Antonio Trevín Lombán, José María Villanueva Fernández, Santiago de Ybarra, Santiago Zaldumbide Viadas y Pedro de Silva .

    BIOGRAFIA.

    Nacida en Bogotá (Colombia) en 1961, Ingrid Betancourt es hija de un ex ministro de Educación, Gabriel Betancourt, y de la ex congresista y ex embajadora en Guatemala, Yolanda Pulecio. Estudió Ciencias Políticas en Francia donde su padre desempeñaba el cargo de embajador ante la UNESCO. Allí se casó con un diplomático francés, obteniendo esta nacionalidad. Regresó a Colombia en 1990 y trabajó como asesora en el Ministerio de Hacienda y en el de Comercio Exterior.

    Betancourt inició su carrera política en 1994, cuando se presentó a las legislativas como candidata del gobernante Partido Liberal. Firme defensora de la libertad y los derechos humanos, durante su trayectoria pública dirigió sus esfuerzos al impulso de la democracia y la justicia social, y a la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la violencia, en la búsqueda de un futuro distinto y más esperanzador para los niños y jóvenes de Colombia. Abandonó el Partido Liberal en 1998 y se presentó al Senado por el partido Oxígeno Verde. Dimitió de su cargo para presentarse a las elecciones presidenciales por el movimiento Nuevo Colombia en 2002, año en el que fue secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) junto a su directora de campaña, Clara Rojas, que fue liberada el 10 de enero de 2008.

    A lo largo de su trayectoria pública escribió dos libros: 'Sí sabía' (1996), sobre la presunta financiación de la campaña presidencial de Ernesto Samper por el Cartel de Cali, y 'La rabia en el corazón' (2001), publicado en Francia, en el que criticaba la corrupción generalizada en la clase política de su país. Su secuestro ha tenido una gran repercusión en todo el mundo y fruto de la movilización internacional en favor de su liberación, ha sido nombrada Ciudadana de Honor de más de un millar de ciudades de más de veinte países.

    En 2004 se le otorgó el Premio Holandés a la Resistencia, que recogieron su madre y su hija. También, se crearon comités de apoyo, constituidos en Federación Internacional de Comités Ingrid Betancourt, cuya primera asamblea general se celebró en París en 2005. Este año también se produjo una gran movilización internacional para pedir su liberación, ante las preocupantes noticias sobre su precario estado de salud. Finalmente, el Ejército de Colombia puso fin a su cautiverio el 2 de julio de 2008, en una operación en la que también liberó a tres estadounidenses y a once militares colombianos.

    Nombrada presidenta de Honor del Congreso Internacional de los Partidos Verdes celebrado en S*o Paulo cuando aún estaba cautiva, Ingrid Betancourt, una vez liberada, ha recibido la Legión de Honor francesa en grado de Caballero de manos del presidente Nicolás Sarkozy, durante las celebraciones de la Fiesta Nacional, el 14 de julio de 2008 y ha sido galardonada con el Women's World Award como 'Mujer del Año 2008'.