7 de abril de 2020
4 de octubre de 2014

Los asturianos son dos centímetros más altos y un kilo y medio más gordos que hace diez años

Los asturianos son dos centímetros más altos y un kilo y medio más gordos que hace diez años
EUROPA PRESS

OVIEDO, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los asturianos han aumentado en la última década más de dos centímetros de estatura media y 1,6 kilogramos de peso, de acuerdo a los datos de la última Encuesta de Salud para Asturias 2013-2014. Así, la altura media declarada de la población adulta asturiana es de 167,3 centímetros y el peso medio declarado de la población asturiana de cualquier edad es de 72,7 kilogramos.

Por sexos, los hombres son unos doce centímetros más altos que las mujeres para el conjunto de todas las edades. La altura media declarada en hombres es de 173,6 centímetros frente a 161,4 de las mujeres. También, los hombres pesan más que las mujeres; unos 14 kilogramos más de media. En los varones, el peso medio se sitúa en 80,1 kilogramos frente a los 65,9 en las mujeres.

Por edades, también existen diferencias. La altura presenta en ambos casos una relación inversa con la edad y es la población más joven la que tiene mayor estatura. Entre los 15 y 29 años, las personas miden 170,6 centímetros, frente a los 163,7 de las personas mayores (65 años y más).

El peso medio más elevado corresponde a las personas de 45-64 años de edad (74,9 kilogramos) y el menor a la cohorte de población más joven (67,9). Con respecto a los resultados de la encuesta de 2008, han ganado peso las generaciones de edades medias (45-64 años). Además, en relación con el peso, aquellos que declaran tener estudios universitarios tienen un peso medio inferior de casi cinco kilogramos respecto a los que tienen estudios de bachillerato y ESO, y las personas que residen en el hábitat rural tienen un peso medio superior al del resto de entornos.

Un 54,5% de las personas consideran que la relación entre su peso y su talla es normal, mientras que una de cada tres considera que es alto (34%); un 5,3% opina que su peso es muy alto y un 5,8% que su peso es, al menos, bajo.

Atendiendo al Índice de Masa Corporal, la Encuesta de Salud 2012-13 revela que menos de la mitad de nuestra población adulta tiene cifras de peso normal (44%), un 37% tiene problemas de sobrepeso, un 16,7% de obesidad y un 2,5% bajo peso, porcentajes muy similares a los obtenidos en la última Encuesta Nacional de Salud. Respecto al año 2008, en Asturias se observa, sin embargo, un descenso de la proporción de bajo peso y un aumento del sobrepeso.

Respecto a los datos nacionales, en España hay mayor porcentaje de hombres con sobrepeso (45,1%) que en nuestra región (43,7%), mientras que en Asturias la prevalencia de mujeres con sobrepeso (31%) es ligeramente superior a la media española (28,1%). El porcentaje de mujeres obesas es ligeramente inferior en Asturias (14,9%) que en España (16%).

El estudio concluye que ha disminuido ligeramente el porcentaje de personas obesas desde 2008 hasta 2012 y sin embargo se ha incrementado notablemente el número de personas con sobrepeso entre ambas encuestas. La obesidad, por su parte, está más presente en los hombres con edades comprendidas entre los 45 y los 64 años, donde alcanza un 27,2%.

Según la clase social, se observa que a medida que disminuye ésta aumentan la obesidad y el sobrepeso. Por tanto, cuando las clases sociales se van haciendo más elevadas se incrementa el porcentaje de personas con peso normal y bajo peso. En la clase social más alta, una de cada diez personas es obesa (10,8%), mientras que en la más baja, la proporción se duplica, hasta alcanzar a una de cada dos (19,9%).