18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 7 de mayo de 2014

    Asturias participa en un estudio para aliviar el dolor de espalda

    Asturias participa en un estudio para aliviar el dolor de espalda
    EUROPA PRESS

    OVIEDO, 7 May. (EUROPA PRESS) -

       Los servicios de salud del Principado de Asturias, Madrid, Cataluña, Baleares y Murcia han participado en un estudio científico relativo a la probabilidad de mejora de cualquier paciente con dolencias de cuello o espalda, si se somete a una intervención neurorreflejoterápica -NRT- en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

       El estudio ha seguido a 9.023 pacientes tratados con esta tecnología en los citados Servicios de Salud del Principado, Madrid, Cataluña, Baleares y Murcia y ha analizado todos los factores clínicos, radiológicos, demográficos, sociales y laborales que podían influir en su evolución,

       El desarrollo de una herramienta informática (www.pronosticoNRT.es), de uso libre y gratuito, facilitará que los pacientes y sus médicos conozcan las posibilidades de mejoría en cada caso con una intervención NRT. La generalización del procedimiento a todas las comunidades autónomas permitiría individualizar el tratamiento de estas dolencias en el conjunto del Sistema Nacional de Salud y mejorar la eficiencia de los recursos públicos, según ha informado Kovacs a través de una nota de prensa.

       La fiabilidad de los datos emanados de estos mecanismos ha sido refrendada por la principal revista científica internacional en el campo de las dolencias del cuello y la espalda 'The Spine Journal'.

       El estudio ha sido financiado por la Fundación Kovacs, una entidad científica sin ánimo de lucro que es responsable del 90,5% de la inversión española en investigación en el campo de las dolencias del cuello y la espalda, sin participación de la industria sanitaria ni entidades con ánimo de lucro.

       Para Ana Royuela, investigadora del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp) y de la Unidad de Bioestadística Clínica del Hospital Universitario Ramón y Cajal, de Madrid, y primera autora del estudio, "el enorme esfuerzo que ha requerido analizar detalladamente la ingente cantidad de datos recogidos en este estudio ha merecido la pena porque tiene una aplicación práctica inmediata, al permitir a los pacientes conocer con antelación la probabilidad que tienen de que este tratamiento sea efectivo en su caso concreto".

       "Eso les permitirá cotejar mejor ese pronóstico con los efectos secundarios o los riesgos que conlleva el tratamiento -aunque en este caso sean leves-, y contar con la información necesaria para participar junto con su médico en las decisiones terapéuticas que les afectan", ha añadido.

       Mientras, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos-Organización Médica Colegial (OMC), señala que "disponer de datos detallados, fiables y transparentes sobre todas las tecnologías sanitarias, permitiría mejorar la eficiencia del Sistema Nacional de Salud, al aplicar a cada paciente los tratamientos que van a ser más apropiados en su caso concreto".

       Por su parte, para el doctor Francisco M. Kovacs, coautor del estudio y director del Departamento Científico de la Fundación Kovacs, "este estudio demuestra que es factible aplicar sistemáticamente mecanismos validados de vigilancia post-implantación en la práctica clínica diaria del Sistema Nacional de Salud, y que hacerlo aporta información esencial para los pacientes, los clínicos y los gestores".

       Los datos recogidos por los mecanismos de vigilancia post-implantación de la intervención NRT en esos servicios de salud se han usado para determinar el valor de los factores que predicen la respuesta clínica de los pacientes tratados con esta tecnología. Actualmente, es el único tratamiento para las dolencias de la espalda para el que se puede establecer un pronóstico individualizado basado en un estudio científico riguroso, en el que ha participado un número ingente de pacientes tratados durante años en la práctica clínica habitual de varios servicios de salud.

       Los modelos predictivos permiten cuantificar por separado la probabilidad de que, tres meses después realizar una intervención NRT a un paciente concreto, se haya producido una mejoría relevante o completa de su dolor raquídeo (cervical o lumbar), dolor irradiado (al brazo o la pierna) e incapacidad, individualizando su pronóstico según 35 características clínicas, radiológicas, demográficas y sociales.

       Los modelos predictivos han demostrado ser válidos y tener una buena calibración. Es decir, lo que predicen coincide con lo observado en la realidad. Así, estos modelos pueden usarse para predecir de manera fiable cuál será la evolución de cada paciente individual tras ser intervenido, lo que facilita que el paciente y su médico individualicen la decisión con respecto a la idoneidad de aplicar este tratamiento en su caso concreto.

    METODOLOGÍA

       En el estudio participaron 9.023 pacientes a los que se había realizado una intervención NRT en Unidades especializadas de la Fundación Kovacs a las que habían sido derivados desde los Servicios de Salud de Asturias, Madrid, Cataluña, Baleares, y Murcia. Por motivos técnicos, se excluyeron 245 en los que el dolor era exclusivamente dorsal, analizándose finalmente los 8.778 tratados por dolor cervical o lumbar.

       De cada paciente se recogieron todos los datos que podían influir en su evolución: demográficos (como edad o sexo), clínicos, radiológicos, sociales, y laborales.

       Además, se evaluó la situación clínica de los pacientes cuando fueron derivados a intervención neurorreflejoterápica y al ser dados de alta, utilizándose métodos cuya validez y fiabilidad se había demostrado previamente.

       La evolución clínica se determinó por la de los tres parámetros más importantes en esos pacientes: la intensidad de su dolor cervical o lumbar (medida mediante escala visual analógica, o EVA), la de su dolor irradiado (al brazo o a la pierna, medido mediante una EVA separada), y el grado de incapacidad (medido mediante "Índice de Discapacidad Cervical" o el cuestionario de Roland-Morris, en función de que se tratara de la incapacidad por dolor cervical o lumbar, respectivamente).

       El análisis estadístico fue especialmente complejo. Primero se identificó a los pacientes en los que, tras la intervención NRT, mejoró cada uno de esos parámetros (el dolor raquídeo, el dolor irradiado y la incapacidad). A estos efectos, sólo se consideró como "mejoría" la que fue realmente trascendente (es decir, la que fue de una magnitud superior al "Cambio Mínimo que resulta Clínicamente Relevante" para cada uno de esos parámetros).

       Después se aplicó el método de imputación múltiple para asignar valores a los datos faltantes, y se desarrollaron modelos predictivos mediante regresión logística multivariable con respecto a la evolución del dolor raquídeo, el dolor irradiado y el grado de incapacidad. Finalmente se evaluó la validez interna de los modelos, mediante su calibración y discriminación.

    Para leer más