24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 18 de julio de 2009

    La Audiencia de Granada anula la condena de cárcel a un asturiano por falsedad documental

    S. A. G. esta imputado en la operación 'Minerva' con 45 encausados por defraudar 400 millones de euros a Hacienda con el IVA

    OVIEDO, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Granada ha anulado la condena de 29 meses de cárcel a un asturiano por delito de falsedad documental. S. A. G. fue sorprendido el 9 de junio de 2008 por la Guardia Civil cuando conducía un vehículo con una matrícula falsa que posteriormente se comprobó que se debió a un error en la numeración.

    El asturiano está imputado en la operación 'Minerva', que destapó un fraude con el IVA por unos 400 millones de euros en la que están imputados en total 45 personas en toda España. Asimismo, fue condenado a cinco años de prisión por la sección Octava de la Audiencia Provincial en el marco de una operación contra una banda organizada que estafó 400.000 euros a concesionarios. Esta última condena fue recurrida al Supremo por lo que S. G. A. se encuentra en libertad.

    En el caso de Granada, la Audiencia ha anulado la condena por un defecto de forma al no haber sido interrogado por los delitos que se le imputaron por parte de la fiscalía, según confirmó a Europa Press su abogado José Manuel Fernández González.

    Los hechos se remontan al 9 de junio de 2008 cuando una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico intervino, en la localidad granadina de Iznalloz, un vehículo Mercedes Maclaren estacionado cuyas placas de matrícula correspondían a un turismo de la marca Smart. La persona que conducía el Mercedes, propiedad de una empresa, era S. A. G. Posteriormente se demostró que la incorrecta numeración de la placa de matrícula del vehículo se debió a que se encargó por teléfono a una empresa que, por error, confundió la numeración indicada por teléfono.

    A raíz de esta actuación, los agentes procedieron a la intervención del Mercedes y al permiso de vinculación y se inició una investigación para esclarecer las circunstancias en las que fue adquirido el vehículo cuyo domicilio inicial era Roma. Según recoge la sentencia del juzgado de lo penal número 3 de Granada que fue recurrida, el asturiano y una segunda persona que también fue condenada, tenían "un plan preconcebido encaminado a conseguir la matriculación definitiva del vehículo en España eludiendo el pago tanto del impuesto de matriculación como del IVA". El juzgado de lo penal condenó al asturiano a 29 meses de cárcel y a pagar una indemnización a la Hacienda Pública de 110.628 euros, además de una multa de 1.800 euros.

    Sin embargo, la Audiencia considera que el S. A. G. solo prestó declaración en el juzgado respecto a las placas de matrículas falsas pero "no respecto a ninguna falsedad documental o ejecución de un plan preconcebido, mediante la presentación de documentos falsos para defraudar a Hacienda que es el centro de la acusación tanto del Ministerio Fiscal como del Abogado del Estado". Por ello, la Audiencia de Granada entiende que se ha causado una "clara indefensión" al acusado.