17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 27 de julio de 2008

    Blanco se pregunta si las "recetas" del PP consisten en "salir de Europa y meternos en otra guerra"

    El vicesecretario general pidió "altura de miras" a la izquierda para "facilitar la tarea de Gobernar en Asturias".

    OVIEDO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, se preguntó hoy en Oviedo si las "recetas" del PP para afrontar la situación económica que atraviesa España consisten en "salir de Europa, decir adiós al Banco Central y meternos en otra guerra".

    El dirigente socialista centró su intervención en la clausura del 30º Congreso de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) en contraponer las políticas de los socialistas con las del PP y aseguró que "la derecha española es la derecha menos liberal de Europa, la derecha que siempre se niega a los avances en derechos" y puso como ejemplo la oposición de los populares en la pasada legislatura a la aprobación de la Ley de Igualdad.

    Dijo no importarle el nombre por el que se llame a la "dificultad económica que vive España" por considerar que "lo del nombre es lo menos importante" y reprochó a los populares que digan que al Gobierno "le fallan las previsiones". "Cuáles fueron las previsiones del PP", se preguntó Blanco, quien se respondió afirmando que "dijeron que nos embarcaban en una guerra para bajar el precio del petróleo --en alusión al a de Irak-- y está más caro que nunca".

    Recordó que el PP respaldó la política del presidente de Estados Unidos, George W.Bush, que ha sido una "de las causas de la actual crisis económica y ha emplazado al líder del PP, Mariano Rajoy, a aclarar si se arrepiente de haberle apoyado. "Espero que los norteamericanos jubilen a Bush al que tanto aplaudían Aznar y Rajoy", aseguró Blanco para decir a continuación que "confía en la victoria de Barack Obama".

    Para Blanco, "no se puede ser tan insensato e irresponsable" como el PP porque cuando se producen dificultades "los españoles no quieren oír frivolidades, quieren certidumbre, la certidumbre que aporta José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Solbes para tomar soluciones".

    Sacó además a colación los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y recordó que las comunidades en las que gobierna el PP "fueron las que alimentaron la burbuja inmobiliaria como consecuencia de la especulación exagerada". "De aquellas aguas ahora tenemos estos lodos", aseveró.

    Por ello considera que "lo mejor que podrían hacer es estar al lado del Gobierno ayudando y no señalándole con la responsabilidad que hay que imputar a otros ejecutivos autonómicos". "Ahora se esconden bajo las alas de la gaviota para acusar a Zapatero", expuso.

    También se refirió a la "receta de la derecha" de recortar el gasto social y "perjudicar a los más débiles, rebajar los impuestos y favorecer a los más ricos".

    Ante esta posición, Blanco reiteró que el PSOE "no va a aceptar un recorte del gasto social, ni del gasto público porque hay que modernizar esta país, hay que impulsar las infraestructuras y prepararse para estar en mejores condiciones cuando salgamos de las dificultades de forma que podamos estar entre los primeros y generar más empleo como ocurrió los cuatro años pasados".

    Preguntó a continuación qué les parecería a los asturianos que se frenase el ritmo de ejecución de la autovía del Cantábrico como consecuencias de las "recetas" del PP.

    FINANCIACIÓN AUTONÓMICA Y BALANZAS FISCALES.

    Blanco se refirió, asimismo, a la financiación autonómica y comprometió un modelo que permita "garantizar el desarrollo, la solidaridad e igualdad de todas las comunidades". Aseguró que los socialistas tienen una "visión plural y cohesionada de España que entienden la diversidad" y dijo sentirse orgulloso cuando habla en su lengua materna, el gallego, pero también cuando habla el castellano porque "son las lenguas de España".

    Se mostró convencido de que hasta ahora "no hubo un momento de mayor cohesión y mejor distribución del gasto público".

    En cuanto a las balanzas fiscales, las calificó de "ejercicio de transparencia" y aseguró que su publicación "ha servido para callar el cuento de aquellos que buscaron la confrontación como la mejor forma de volver al poder". Añadió, además, que las citadas balanzas han permitido demostrar que "hay comunidades que son solidarias como Cataluña y a partir de ese reconocimiento hay que construir un futuro mejor".

    HALAGOS AL SOCIALISMO ASTURIANO.

    El dirigente gallego no escatimó en halagos a la Federación Socialista Asturiana porque "rezuma los mejor de los valores de los socialistas" y aseguró que en el 30º Congreso se hizo "un debate constructivo y positivo".

    Reconoció explícitamente la labor de Javier Fernández al frente de la secretaria general pero también a Jesús Gutiérrez como secretario de organización y coordinación o de Fernando Lastra al frente del grupo parlamentario y de Vicente Álvarez Areces en el Gobierno asturiano.

    "A España y Asturias le va bien un gobierno socialista" y se mostró orgulloso de que en los congresos, el PSOE "no tenga que pegar ningún volantazo porque somos de izquierdas y actuamos como tales".

    Felicitó asimismo a la FSA por haber hecho "un buen congreso" y se mostró convencido de que "ahora es más necesario que nunca arrimar el hombro para los trabajadores tengan más posibilidades" y confió en que "la izquierda tenga altura de miras para facilitar la tarea de gobernar en Asturias". "Tenemos que responder a los desafíos con altura de miras y sin caer en la frivolidad como está cayendo el PP", concluyó.