25 de agosto de 2019
2 de febrero de 2009

Cabrera afirma que los alumnos deben volver a las aulas y acatar la decisión del Supremo, pese a posibles recursos

GIJÓN, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, aseguró hoy que el posible recurso que se presente ante el Tribunal Constitucional o los tribunales europeos no paraliza la aplicación de la sentencia del Tribunal Supremo, por lo que los alumnos que se declararon objetores de conciencia en la asignatura de Educación para la Ciudadanía se tienen que reincorporar a clase una vez notificado el fallo judicial.

Así lo dijo en rueda de prensa en Laboral Ciudad de la Cultura, donde firmó dos convenios educativos con el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces. Cabrera señaló que desde las instituciones públicas se harán "esfuerzos para que se reincorporen con normalidad a lo que están haciendo ya un millón de estudiantes". La ministra indicó que la notificación de la sentencia podría producirse "en unas semanas o quizás un mes".

Además, dejó claro que desde hace meses se viene diciendo que ante sentencias encontradas de diferentes Tribunales de Justicia de diversas Comunidades Autónomas , "la del Tribunal Supremo unificaría doctrina". "Lo hemos dicho todos", señaló con alusión a las familias que se acogieron a la objeción de conciencia y añadió que esperaba que lo apliquen todos.

Sobre este asunto, el presidente regional suscribió la opinión mostrada por la ministra y animó a las todas las familias a que piensen en no causar a sus hijos "perjuicios irreparables". Asimismo, lamentó que el debate en torno a esta asignatura haya tenido ""una carga de politización extraordinaria".

También recordó a los que han estimulado ese debate, según él el PP y asociaciones muy conservadoras, que estamos en un Estado Derecho y que el Tribunal Supremo se ha pronunciado. Por este motivo, indicó que el retorno a las aulas debe ser "inmediato".

En este sentido, explicó que el Principado va a facilitar que estos alumnos recuperen el tiempo perdido y que no se les cause perjuicios que en su día podrían ser "muy graves". Asimismo, abogó por no prolongar "indebidamente" la aplicación de la sentencia y trasladar a las aulas una "conflictividad indeseable", de una cuestión debatida en el ámbito jurídico. Areces animó a los foros y familias que han planteado esta batalla a que acepten la sentencia y vuelva la normalidad a las aulas.