9 de marzo de 2021
18 de diciembre de 2009

La CAC dice que el 2010 será el año de cambio de tendencia y advierte que "vigilará" que la Administración cumpla

OVIEDO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Asturiana de la Construcción, CAC, Serafín Abilio Martínez, manifestó hoy que el sector tiene "expectativas" para pensar que 2010 será el año en el que "cambie el sentido de la balanza", pero advirtió que para ello "hay que dirigir, empujar y controlar esas expectativas", por lo que pidió a la Administración "que cumpla".

"Creemos que es necesario dirigir y forzar las licitaciones lo antes posibles y que se cumplan las cifras previstas, por eso vamos a controlar mes a mes que la Administración cumpla y seremos muy exigentes con ello", dijo Serafín Abilio Martínez.

En una rueda de prensa posterior a la Asamblea General el líder de la patronal afirmó que todo hace indicar que la actividad del sector está "reactivada", pero insistió en que hay que hacer todo lo posible para que esa reactivación no se pare.

En este sentido recordó que desde 2007 se han perdido 7.000 empleos del sector, pero que en este año, de enero a octubre, sólo se han perdido 1.000, lo que indica esa reactivación. Así, manifestó que "en 2010 se puede recuperar empleo".

Por ello, además de advertir que "van a estar muy pegados a la Administración", el presidente de la CAC destacó la necesidad de contar con el apoyo de los bancos. Recordó que hay entidades con las que ya se han firmado acuerdos, por lo que hizo un llamamiento al resto de bancos para que "hagan un esfuerzo" y faciliten el crédito.

VIVIENDAS EN STOCK.

Sobre las cifras referentes a 2009 el representante de los promotores, Apolinar Cuesta, manifestó que el stock de viviendas sin vendes asciende a 4.000 --según cálculos de un estudio de la Universidad, los datos de la propia CAC y los de las entidades bancarias--.

Indicó que frente a las 7.000 viviendas en stock que había el año pasado se puede considerar que la situación es de "preocupación adecuada". "Teniendo en cuenta que en Asturias se llevan a cabo unas 5.350 transaciones de viviendas nuevas al año, nuestra esperanza es absorber ese stock en 18 o 24 meses y tirar por el sector", dijo Cuesta, que recordó que los promotores "ya han hecho los deberes" ajustando las cifras a la nueva realidad, tanto en construcción como en precios.

El estudio elaborado por la Universidad determina que la oferta de viviendas terminadas y en construcción en Asturias asciende a 10.926 y añade que de las ya terminadas son 1.463 las que se encuentran sin vender.