20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 27 de julio de 2008

    Cajastur cierra el primer semestre del año con un beneficio netro de 95,3 millones, un 7,2 % más

    OVIEDO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Grupo Cajastur cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 95,3 millones de euros, lo que representa un incremento del 7,2 por ciento, según informó la compañía a través de una nota de prensa.

    La entidad bancaria asturiana destaca estos resultados "en un periodo que ha estado caracterizado por la intensa ralentización económica, así como por importantes tensiones en los mercados financieros y por un acelerado aumento de la morosidad". Cajastur atribuye este resultado al "crecimiento diversificado y equilibrado del negocio tradicional, una gestión activa de la cartera de valores y la máxima prudencia en materia de riesgos".

    En este periodo, el volumen de negocio creció el 12,7 por ciento, hasta los 21.914 millones de euros, con un aumento de la captación de recursos de clientes del 10,2 por ciento; la tasa de morosidad alcanzó el 0,85 por ciento, lo que la sitúa entre los valores más bajos del sector y los márgenes ordinario y de explotación crecieron a tasas superiores al 20 por ciento.

    Según la entidad, la subida de los tipos de interés, la gestión comercial y los rendimientos por la cartera de valores "han propiciado un crecimiento sostenido de los ingresos, que se ha traducido en una mejora del margen de intermediación del 15,8 por ciento, hasta alcanzar la cifra de 171,7 millones de euros".

    El margen de explotación de Cajastur hasta el mes de junio se situó en 147,1 millones de euros, con un crecimiento interanual del 26,2 por ciento, debido a la contención de gastos y a la mejora de la productividad. Cajastur obtuvo también "una buena ratio de eficiencia financiera", del 38,5 por ciento, que representa una mejora en 3 puntos respecto al primer semestre de 2007.

    La entidad destacó asimismo su "prudente política de dotación de provisiones que registró un aumento del 125 por ciento, hasta superar los 29 millones de euros". La entidad tiene constituida la máxima provisión de insolvencias genérica, regulada por la Circular 4/2004 del Banco de España, y asociada a riesgos no dudosos.

    Cajastur presenta, asimismo, una "estructura financiera equilibrada", que se refleja en la "elevada tasa de financiación con recursos minoristas, situación de liquidez que permite mantener un crecimiento estable del grupo y ser menos dependiente de los mercados de capitales".

    Durante el primer semestre del año, Cajastur alcanzó un volumen de negocio de 21.914 millones de euros, con un aumento del 12,7 por ciento. La inversión crediticia registró un crecimiento más moderado que en anteriores trimestres, siguiendo la tendencia de ralentización del mercado, con un saldo vivo bruto de 10.780 millones de euros y un incremento interanual del 15,5 por ciento. Asimismo, ha mantenido su política de prudencia en la gestión del riesgo sin dejar de contribuir al desarrollo empresarial. En esta estrategia se enmarca el aumento de la inversión en la financiación de actividades productivas del orden del 20 por ciento.

    Los recursos de clientes crecieron durante el primer semestre hasta los 11.134 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 10,2 por ciento y financiar la totalidad de la inversión crediticia.

    La subida de los tipos de interés ha propiciado el crecimiento de las imposiciones a plazo, que se han convertido en el producto de ahorro más demandado y en el que se concentra una mayor presión competitiva.

    PLAN ESTRATÉGICO.

    En cuanto al Plan estratégico, Cajastur ha continuado en este periodo la ejecución del mismo que tiene el objetivo de consolidar e intensificar el crecimiento de la entidad en términos de volumen de negocio, de cuota de mercado nacional y de beneficios en el marco del nuevo escenario económico y de mercado. El Plan Estratégico centra sus acciones en los segmentos de rentas medias y altas, y de empresas, así como en el desarrollo y evolución de la Red de Expansión, principalmente en Madrid, Cataluña y Levante.

    Por otra parte, la cartera de valores alcanzó un valor de mercado de 3.475 millones de euros, de los que el 47 por ciento son valores de renta fija. Las plusvalías latentes de la cartera de valores superan los 800 millones de euros.