31 de octubre de 2020
6 de febrero de 2020

La evolución de la gripe es ya decreciente en Asturias

La evolución de la gripe es ya decreciente en Asturias
Hospital Universitario Central de Asturias, HUCA. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

OVIEDO, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La evolución de la gripe es ya decreciente en Asturias, según el último informe del Sistema de Vigilancia de Gripe del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), relativo a la semana del 27 de enero al 2 de febrero.

El Gobierno asturiano ha emitido una nota de prensa en la que se señala que la epidemia se sitúa en 379 casos por cien mil habitantes, que la situación pasa a ser de intensidad baja y que la disminución se produce en todas las edades, excepto en el grupo de 5 a 14 años, en el que se mantiene.

El virus gripal predominante es el A de la pandemia de 2009, aunque empiezan a circular virus B. Respecto a los ingresos, el HUCA, como hospital centinela de Asturias, ha registrado hasta esta semana 298 ingresos por esta causa, de los cuales 118 fueron graves. En el conjunto de la comunidad autónoma, las hospitalizaciones serían de 916.

En la nota remitida por el Gobierno asturiano no se ofrecen datos en relación a las personas fallecidas por gripe. Hasta la anterior semana, la cuarta de 2020, sumaban doce personas.

DATOS NACIONALES

Según el último informe del Sistema de Vigilancia de Gripe del Instituto de Salud Carlos III, a nivel nacional el nivel de intensidad de actividad gripal es medio y la difusión extensa. Por grupos de edad, se observa un ascenso en los grupos de menos de 15 años, especialmente en el de 5 a 14 años, que concuerdan con un aumento en la circulación del virus tipo B. No se observa este aumento en los grupos de 15 a 64 y mayores de 64 años.

En Madrid, el nivel de intensidad de la gripe muy alto, alto en Navarra y Melilla, y medio o bajo en las demás comunidades. Todas las regiones están en situación de epidemia. La evolución de la gripe es ya decreciente en Asturias, Navarra, La Rioja, Extremadura y Melilla, y permanece estable o creciente en el resto de España.

Desde el inicio de la temporada de gripe se han notificado 4 brotes en tres CCAA. En todos se identificó el virus tipo A. Dos se produjeron en instituciones sanitarias, y otros dos en geriátricos. La mediana de edad de los pacientes afectados es de 58 años en las instituciones sanitarias, y de 88 años en los geriátricos.

Por otra parte, se han notificado casos hospitalizados con gripe en 16 comunidad autónomas. La tasa es de 20,7/100.000 habitantes. La mayor proporción se registra en los grupo de 64 años (40%), seguida de los ciudadanos de 15 a 64 años (35%).

En cuanto a los hospitalizados graves, la tasa llega a 7,3 cada 100.000 habitantes. El 57 por ciento son hombres, principalmente en el grupo de 64 años (45%), seguido de los de 45 a 64 años (30%). El 82 por ciento de los pacientes presentaban factores de riesgo de complicaciones de gripe.

En los adultos, los factores de riesgo más prevalentes son la enfermedad cardiovascular crónica (33%), la enfermedad pulmonar crónica (28%) y la diabetes (25%), y en los menores de 15 años la enfermedad pulmonar crónica (6%), la enfermedad cardiovascular crónica (4%) y enfermedad renal crónica inmunodeficiencia (2%). El 80 por ciento de los pacientes desarrolló neumonía y el 27 por ciento ingresaron en la UCI. La mortalidad en los hospitalizados graves es del 12 por ciento, concentrándose el 79 por ciento de los casos en los mayores de 64 años.