11 de noviembre de 2019
18 de febrero de 2009

FEVE estudia con ArcelorMittal llevar una central ferroviaria a Veriña para favorecer el transporte de mercancías

GIJÓN, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director general de FEVE, Amador Robles, anunció hoy que la compañía ferroviaría está estudiando la creación de una central ferroviaria en Veriña, para la distribución de productos de ArcelorMittal aunque el ámbito de actuación se extenderá a otras empresas aledañas. Robles destacó la vocación y la apuesta "inequívoca" de FEVE por el transporte, no sólo de pasajeros, sino también de mercancias.

Además, indicó que se está trabajando con Ence Navia y adelantó que se mantienen conversaciones con el Principado y el director de la Zalia (Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias) para llevar FEVE hasta allí. Así lo manifestó tras la firma de un convenio con el presidente de Femetal, César Figaredo, en la sede de esta organización empresarial, al objeto de mejorar la competitividad en la distribución y logística de las empresas.

Fruto del convenio se llevará cabo una campaña de información para dar a conocer la ventajas que puede ofrecer el ferrocarril para abarartar los costes y reducir el tiempo de transporte de mercancías, así como ofrecer la consulta de los técnicos ferroviarios para estudiar el llevar Feve a las empresas que lo demanden.

En cuanto al Plan Estratégico de la empresa ferroviaria, que se presentará mañana, figura una inversión importante para la mejora de las infraestructuras y resaltó que más del 60 por ciento de los ingresos provienen actualmente del transporte por mercancías, y prevén aumentarlos.

Dentro de las mejoras, el director general apuntó a la construcción de 120 vagones, de los que más de 40 entrarán en funcionamiento este año, que permitirán aumentar su capacidad de 16 a 20 toneladas por eje.

Asimismo, indicó que a través del convenio se pretende transmitir las bondades del transporte por ferrocarril. Robles invitó a reflexionar en el incremento experimentado para mover mercancías debido a la subida de los carburantes. En su opinión, el desarrollo del sector industrial "difícilmente" podrá desarrollar un sistema de transporte integral sin contar con el ferrocarril, que "debe tener su cuota de mercado", añadió.

También apostó por la "sostenibilidad y un transporte intermodal y competitivo", como es el ferrocarril. Robles recordó los centenares de toneladas diarias de productos siderúrigicos que se trasladan del País Vasco, así como la distribución del carbón a las centrales térmicas o a los puertos.

Sobre esto último, abogó por aprovechar las sinergias de los puertos y que FEVE sea protagonista del transporte de mercancias sin causar pérdidas al Estado. A su juicio, para tener un saldo positivo "hay que ser capaces de competir". Para ello, se hace necesario mejorar las infraestructuras para resolver problemas de logística.

También aludió al Proyecto de Soterramiento del Ferrocarril, que, según él, "progresa adecuadamente" y se avanza de forma "ordenada". Unido a ello indicó que el "by pass" para trenes de mercancias entre Veriña y Sotiello se está ultimando y que posiblemente a finales de año estará operativo. Además, Feve está buscando una sede provisional para sus oficinas mientras que se desarrollan las obras de construcción de la nueva estación.

Para él, lo más importante del proyecto es que Feve "por fin llegará a algún sitio con algún sentido", dijo en alusión al hospital Cabueñes. Además, se mostró "francamente sorprendido" con todo el proyecto, ya que dijo que será positivo para los ciudadanos.

Por su lado, Figaredo destacó la importancia de conseguir un sistema logístico "eficaz", que permita unos costes "competitivos", aumentar la productividad y la competitividad. Según él, los problemas de coste y tiempo es lo que mas preocupa a los empresarios, muchos de los cuales deben sacar sus productos a través de Bilbao.

En su opinión, el ferrocarril es "un elemento clave, tanto en su puntualidad en los desplazamientos como por su capacidad de grandes movimientos de mercancías". De ahí la importancia de este comvenio, para dar a conocer sus ventajas al tejido productivo asturiano. Figaredo indicó que, en esta situación de crisis, es necesario analizar todas las herramientas posibles para salvar la situación de unos costes "elevados". En este sentido, alabó los más de 40 años de experiencia de FEVE.

En cuanto a la crisis, Figaredo no quiso aventurar cuál iba a ser su evolución o su influencia en las empresas del sector. "Hay que ser muy sabio y muy listo para saber cómo va a ir", dijo antes de añadir que por el monento nadie ha definido "cuándo vamos a tocar fondo".