16 de enero de 2021
4 de abril de 2012

El fiscal de Medio Ambiente de Asturias, partidario de que los juicios por incendios intencionados sean sin jurado

El fiscal de Medio Ambiente de Asturias, partidario de que los juicios por incendios intencionados sean sin jurado
EUROPA PRESS

OVIEDO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal Delegado de Medio Ambiente y Urbanismo, Joaquín de la Riva, ha considerado este miércoles necesario retirar de la competencia del Tribunal de Jurado el delito de incendio forestal doloso (intencionado), pues la experiencia de estos años "ha demostrado la dificultad de obtener condenas basadas en la prueba indiciaria, que es habitualmente con la que se cuenta en un delito que se comete en zonas apartadas, e incluso de noche, siendo muy difícil contar con testigos directos".

Ante la oleada de incendios sufridos en el Principado de Asturias en los últimos días, el Fiscal entiende que, más que un endurecimiento de las actuales penas previstas en el Código Penal, es más urgente una revisión de las competencias del Tribunal de Jurado en esta materia. Por el contrario, el enjuiciamiento de un delito de incendio forestal por imprudencia es competencia de jueces y magistrados profesionales.

El Fiscal sostiene que es "extremadamente complejo" transmitir a "personas legas en Derecho" que los indicios, siempre que sean plurales y estén acreditados, pueden, mediante un razonamiento "deductivo lógico", llevar a la condena de una persona aunque nadie la haya visto cometer el delito o no existan pruebas directas de otro tipo.

Por otro lado, señala que el delito doloso de incendio forestal suele llevar peticiones de pena privativa de libertad que van a suponer el ingreso en prisión, lo que hace que los miembros del Jurado sean "reacios" a emitir un veredicto de culpabilidad basado exclusivamente en prueba indiciaria.

A través de una nota de prensa, De la Riva añade que se trata además de un procedimiento muy lento, por lo que se retrasa muchos meses, e incluso años, la celebración del juicio, perdiendo el efecto disuasorio que pudiera tener una condena obtenida en fechas próximas al incendio forestal. Asimismo, es costoso desde el punto de vista económico para la Administración de Justicia.

"En zonas como Asturias, en la que todos los años se denuncia a múltiples personas por delito de incendio forestal, el procedimiento del Tribunal de Jurado lastra de manera importante a la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, obligada a asistir desde el primer momento a toda la compleja tramitación prevista en la Ley de Jurado", señala.

En Asturias se ha celebrado hasta la fecha un juicio ante un Jurado por un delito de incendio forestal doloso, en febrero de 2011, en el que los miembros del Tribunal Popular declararon "no culpable" al acusado. La Fiscalía acusaba a una persona que, según las investigaciones llevadas a cabo por el Seprona y la Bripa, en el mes de septiembre de 2008 ocasionó de forma intencionada varios incendios dentro de la Reserva de la Biosfera de las comarcas del Eo, Oscos y tierras de Burón, afectando a varias repoblaciones de arbolado que quedaron destruidas, valoradas en 29.868 euros una, y en 46.422 euros la otra, así como otros muchos daños en montes.

Los gastos de extinción habían ascendido a 35.000 euros. La acusación se basaba en numerosa prueba indiciaria que, sin embargo, el Jurado no consideró suficiente para acreditar la autoría del acusado.