20 de abril de 2019
  • Viernes, 19 de Abril
  • 22 de junio de 2010

    Isaac Pola cree que Asturias puede explotar el triple de potencia en energía eólica y ve preciso replantear las primas

    GIJÓN/OVIEDO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El director general de Minería y Energía del Principado, Isaac Pola, aseguró hoy en Gijón que Asturias tiene en el ámbito de las energías renovables un campo abierto y una importante perspectiva por desarrollar, con grandes expectativas en el ámbito de la biomasa y a más largo plazo en las energías marinas. Además, apuntó que hay unos 350 megavatios implantados en energía eólica terrestre mientras que el potencial supera los 1.000. Actualmente hay trece parques instalados, pero muchas solicitudes.

    Así lo manifestó a los periodistas antes de inaugurar la jornada 'Innovación en energías renovables: hecho en Asturias', organizado por la Fundación Metal en un hotel gijonés. Pola también consideró preciso hacer un replanteamiento de las primas establecidas actualmente para las energías renovables, especialmente de la solar fotovoltaica, ya que están condicionadas a la evolución tecnológica.

    En este sentido, explicó que están surgiendo nuevas energías que precisan de un impulso económico mientras que otras tecnologías están ya desarrolladas y su precio se acerca más al del mercado convencional. Según él, el coste de las energías renovables no puede frenar su desarrollo porque se perdería competitividad.

    Asimismo, explicó que hay empresas asturianas "francamente" introducidas en estos nichos de mercado que se van creando como consecuencia de este tipo de energías renovables, como puedan ser Asturmatic System, Ideas en metal, Hidroflot o Idesa.

    En su opinión, Asturias es un buen ejemplo de cómo el sector industrial se puede ver beneficiado del desarrollo de este tipo de energías que, a su juicio, son sin duda una oportunidad para la innovación, para la creación de riqueza y de empleo, incluso sin estar implantadas en el territorio.

    A este respecto, citó el caso de la energía solar fotovoltaica o la termosolar, que en el Principado no tiene grandes perspectivas de desarrollo por condiciones meteorológicas pero, en cambio, cuenta con un sector de fabricación de paneles solares y espejos para la termosolar, que nutre al mercado español y europeo.

    Por su parte, la directora-gerente de la Fundación Metal Asturias, Pilar Suárez Fernández, explicó que con esta jornada se pretende dar a conocer nuevos procesos productivos, materiales y formas de gestión, que precisarán de nuevas capacitaciones profesionales a las que hay que dar respuesta.

    En concreto, señaló que en la Fundación Metal se trabaja sobre todo en la formación de personal en energía solar y eólica, con unos 300 alumnos anuales, aunque apuntó que hay nuevas tecnologías surgidas para las que no ha dado tiempo aún a definir los perfiles profesionales. Para ello, se trabajará con las empresas de energías renovables para implantar la oferta formativa que necesita Asturias.

    Para leer más