20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 12 de diciembre de 2018

    Una "macrooperación" de la Guardia Civil incauta más de 300 armas y detienen a cuatro personas

    OVIEDO/SANTANDER, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Guardia Civil ha detenido en Torrelavega a una persona e intervenido unas 70 armas cortas y largas, dentro de una 'macrooperación' llevada a cabo en Cantabria, Madrid y Asturias, que se ha saldado con la incautación de más de 300 armas y la detención de cuatro personas.

    La operación, denominada 'Golalde', es una de las mayores realizadas en España contra el tráfico de armas y se ha saldado con la incautación de un arsenal de 322 armas de fuego y más de 50.000 cartuchos, ha informado hoy la Guardia Civil.

    En total se han realizado 11 registros en domicilios y locales vinculados a la operación y a los detenidos se les imputa los delitos de tráfico de armas, depósito de armas de guerra y depósito de municiones.

    Los arrestados traficaban con armas de fuego de distintas procedencias, tanto nacionales como extranjeras, e incluso aprovechaban otras inutilizadas que posteriormente manipulaban para ponerlas de nuevo en condiciones de efectuar fuego real.

    Dichas armas de fuego, junto con la munición para las mismas, eran vendidas a delincuentes de todo el país. Al tener sus números de serie borrados o no estar registradas en las bases de datos nacionales, las armas podían ser desviadas al mercado ilegal.

    La investigación se inició a principios de año al detectar en Internet a un individuo, vecino de una pedanía de Gijón (Asturias), que, bajo falsa identificación como coleccionista, vendía armas de fuego a un precio muy superior al del mercado.

    Este hombre, de 49 años, carecía de cualquier tipo de licencia de armas pues le habían sido revocadas hace años a raíz de un episodio de violencia doméstica. Las conversaciones posteriores para concretar los detalles de la venta y entrega tenían lugar en aplicaciones de mensajería encriptada.

    Este primer detenido poseía un total de 16 armas de fuego, todas ellas activas, entre las que destacan un fusil de asalto de fabricación soviética AK-47, dos subfusiles de fabricación israelí UZI y un subfusil de fabricación estadounidense INGRAM dotado de silenciador, así como abundante munición para los mismos. Dada la naturaleza de armas de guerra de estas últimas, por su capacidad para hacer fuego automático, su tráfico ilícito supone un riesgo aún mayor, según la Guardia Civil.

    A otro de los detenidos, también en Gijón, le fueron incautadas en su domicilio 211 armas, 193 de ellas pistolas y revólveres. Este mismo individuo tenía instalado en el trastero de su domicilio un taller clandestino para la manipulación de armas y la fabricación ilegal de munición.

    En este domicilio la Guardia Civil intervino además varias armas de fuego en proceso de rehabilitación, numerosos cañones nuevos, piezas fundamentales y cargadores, así como más de 30.000 cartuchos metálicos de diferente calibre y 18 kilos de pólvora para la fabricación de munición.

    Esta operación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) de la Guardia Civil. En los últimos cinco años se han explotado más de 28 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 295 personas detenidas, más de 3.050 armas de fuego incautadas y 334.300 cartuchos metálicos intervenidos.

    EFECTOS INCAUTADOS

    En concreto, en la operación se han incautado 275 armas cortas (pistolas y revólveres), 34 armas largas (rifles y escopetas), 7 subfusiles (armas de guerra), 4 pistolas ametralladoras (armas de guerra), 1 fusil de asalto (arma de guerra), 1 bolígrafo-pistola y 1 bastón-escopeta (armas prohibidas) y 3 silenciadores.

    También se han intervenido más de 50.000 cartuchos metálicos de diferentes calibres, 18 kilos de pólvora y miles de vainas, proyectiles y pistones para la fabricación artesanal e ilegal de munición, así como numerosos cañones nuevos, cientos de cargadores de todo tipo de armas, herramientas para la manipulación y rehabilitación de armas de fuego.

    Las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón, que ha decretado el ingreso en prisión de tres de los cuatro detenidos.

    La operación ha sido desarrollada por el Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón, con el apoyo de la Jefatura de Información (Unidad Central Especial núm.3) y de los Grupos de Información de las Comandancias de Madrid y Cantabria.

    Para leer más