22 de mayo de 2019
  • Martes, 21 de Mayo
  • 20 de junio de 2008

    La madre de los niños rescatados en Gijón dijo que el bebé lloraba porque "le están saliendo los dientes", según vecinos

    GIJÓN, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La madre de los niños de cinco años y 11 meses que fueron rescatados en Gijón dijo unas horas antes a la Policía local que acudió a la vivienda que el bebé "lloraba tanto porque le estaban saliendo los dientes", según relataron a Europa Press los vecinos.

    La Policía se personó en la vivienda en la mañana de ayer, tras ser alertada por los residentes en el número 33 de la calle Dolores Ibarruri de Gijón. La comunidad de propietarios habló en una reunión que tuvo el martes la situación de los niños. "En la reunión, varios vecinos comentamos que el niño pequeño lloraba mucho, a veces hasta quedarse agotado, y que teníamos que hacer algo", expuso María Luisa Martínez, la vecina del piso tercero.

    Fue entonces cuando los vecinos llamaron a la policía, que ayer se personó por la mañana en el edificio. "En esos momentos llegó la madre y ella dijo que los pequeños estaban con su abuela en la vivienda y que el pequeño lloraba mucho porque le estaban saliendo los dientes", expuso la vecina.

    La Policía decidió entonces marcharse y no entrar en la casa. Por la noche, la madre de los pequeños, de 23 años, volvió a abandonar el piso. Los vecinos volvieron entonces a llamar a la policía al ver que los pequeños volvían a llorar. La Policía Local acudió acompañada de los Bomberos que entraron en la vivienda, situada en la planta primera, por la ventana.

    Allí se encontraron a los dos pequeños en situación de práctico abandono. Desde el exterior de la vivienda se oía llorar a los niños y llamar a su madre, de manera que los agentes, con la ayuda de los bomberos, accedieron al interior de la vivienda donde se encontraron los niños, completamente desatendidos, sin ropa, y en el caso del bebé, con un pañal lleno de suciedad.

    La vivienda estaba llena de basura, con excrementos de un gato y un perro, cristales rotos y cables de enchufes al aire. Los policías locales se hicieron cargo de los niños que fueron trasladados a un centro sanitario y posteriormente alojados en dos centros de acogida. Dos horas después efectivos de la Policía Local procedían a la detención de la madre cuando ésta se acercó al domicilio, V.E.D. de 23 años de edad y vecina de Gijón.

    Los vecinos aseguraron que la madre con los dos niños se mudó a la vivienda hace aproximadamente un mes y dijeron que les llamaba mucho la atención que nunca se levantaran las persianas de casa y que los niños estuvieran vestidos como pordioseros".

    La mujer se encuentra actualmente en la Comisaría de Policía Nacional a la espera de prestar declaración. La Policía desconoce si tiene familia ni el paradero del padre de los pequeños y las circunstancias en las que han vivido hasta el momento. Los pequeños se encuentran en dos centros de menores.