26 de noviembre de 2020
21 de octubre de 2020

Médicos Profesionales piden a Barbón que no aplique el decreto que permite contratar a médicos sin especialidad

Médicos Profesionales piden a Barbón que no aplique el decreto que permite contratar a médicos sin especialidad
Dirigentes del Simpa - EUROPA PRESS

OVIEDO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa) ha remitido una carta al presidente del Gobierno asturiano, el socialista Adrián Barbón, en la que le instan a comprometerse públicamente a que no va a aplicar en el Principado el Real decreto-ley 29/2020, que permite la contratación de médicos sin especialidad, entre otras cuestiones.

Desde la organización han decidido remitir este martes esa misiva a Barbón una vez que han constatado que los responsables sanitarios asturianos y los diferentes partidos políticos del Principado están también en contra del mencionado real decreto. De momento, desde el Simpa no han recibido contestación por parte de Barbón.

Dirigentes del Simpa han ofrecido este jueves una rueda de prensa en su sede de Oviedo en la que han mostrado su respaldo a la huelga convocada a nivel nacional contra el "decretazo" a partir del día 27 de octubre.

En la primera etapa, los paros se producirán los últimos martes de mes. Ya se han reunido con responsables del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) para hablar de servicios mínimos. El Simpa los ha aceptado, teniendo en cuenta la situación de excepcionalidad por el COVID-19. Allí, según han explicado, han constatado que los directivos sanitarios asturianos tampoco comparten los criterios que se establecen en el real decreto.

Según el Simpa, la norma aprobada por el gobierno permite que se contrate a médicos sin la titulación debida o que cualquier licenciado, también en Enfermería, pueda hacer las funciones de médico de familia. Desde el Simpa lo consideran como una "agresión" al sistema de salud y alertan de las consecuencias que puede tener para los usuarios, con independencia de la precarización y los agravios que pueden surgir. Además, desde el Simpa critican que el real decreto no delimite un marco temporal de aplicación, por lo que temen que puede haber llegado "para quedarse".

Frente a algo así, la única respuesta es la huelga, según el secretario general del Sindicato, Antonio Matador. "La respuesta ha de estar a la altura del insulto", ha señalado.

Están dispuestos a recurrir al Defensor del Pueblo, al Tribunal Constitucional o a instancias europeas. Creen que la redacción del decreto puede hacer más mal que bien y quedarse en una medida que se limite a "ofrecer muchas batas blancas, fáciles de vender a una población asustada". Frente a ese modelo, el sindicato apuesta por un modelo en el que prime la formación frente a las "puertas falsas".