24 de noviembre de 2020
8 de abril de 2006

El Ministerio de Agriculta y el Gobierno asturiano firman un convenio por el desarrollo rural sostenible

OVIEDO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del Principado de Asturias y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) han firmado un convenio de colaboración para la elaboración de una estrategia a favor del desarrollo rural sostenible.

El acuerdo, rubricado por la ministra Elena Espinosa y la consejera Servanda García, se centrará en la elaboración de estrategias para el medio rural de montaña, y tiene en consideración el hecho de que Asturias es la comunidad autónoma más montañosa de España, lo que pudiera servir de referencia para otras regiones.

La firma del convenio tuvo lugar en el marco de las jornadas 'Culturas Campesinas y Biodiversidad', desarrollado estos días en Somiedo. El acuerdo pretende aminorar la progresiva "decadencia de las zonas de montaña", para lo que se promoverá "una reflexión colectiva y una comunicación activa entre actores para formular una estrategia nacional, que sirva de marco para la elaboración integrada de políticas sectoriales y para la puesta en marcha de estrategias regionales y locales de desarrollo rural".

Los objetivos de esa estrategia para las zonas de montaña se centran en campos como el uso sostenible de los recursos naturales y la modernización de la ganadería, la agricultura de montaña y la silvicultura; la diversificación socioeconómica, o el aprovechamiento de energías renovables, entre otros aspectos.

El acuerdo pretende trabajar también problemas como el despoblamiento rural, o la conservación del patrimonio natural y cultural. Según señalan desde el Gobierno asturiano, "el abandono de los pueblos de montaña, y de la actividad socioeconómica vinculada al uso sostenible de los recursos naturales, está propiciando un escenario de inestabilidad para las montañas que las hacen más vulnerables a los riesgos de erosión, incendio y pérdida de paisajes y de biodiversidad".

De ahí que se considere que el devenir de las zonas de montaña "no puede quedar determinado por la mera dinámica del mercado", sino más bien "por una combinación ajustada entre medidas estructurales, que fomenten reequilibrio territorial, la innovación y las estrategias locales de desarrollo rural sostenible pensadas para el medio y largo plazo".