4 de marzo de 2021
28 de diciembre de 2014

Los partidos se dividen entre la satisfacción por la finalización de la Autovía y los reproches por los rechazos

Los partidos se dividen entre la satisfacción por la finalización de la Autovía y los reproches por los rechazos
EUROPA PRESS

OVIEDO, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los partidos políticos con representación en la Junta General han compartido la satisfacción ante la inauguración del último tramo del trayecto asturiano de la autovía del cantábrico (Unquera-La Franca, que se abrirá oficialmente este martes, en un acto presidido por el presidente estatal, Mariano Rajoy), pero se dividen entre los elogios al Gobierno del PP y los reproches por los retrasos y el modelo de gestión.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del PP, Mercedes Fernández, ha considerado la jornada del martes un día histórico "que marca el futuro de Asturias", dado que se "acortan distancias y se mejora la seguridad de los viajeros". Se abre además, en su opinión, una oportunidad para "las personas y el transporte de mercancías". Ha destacado el "esfuerzo inversor" del Gobierno español "en una época de ajustes", y ha recordado "la importancia estratégica" que esta Autovía tiene para el Gobierno central, por su capacidad para vertebrar y comunicar el norte de la península.

En un tono muy distinto, Pelayo Roces, diputado de Foro Asturias, declaraba en una nota de prensa que "ya era hora de que acabara la vergüenza internacional del tramo Pendueles-Unquera, el último de los 581 km de la Autovía del Cantábrico". A su juicio, el "retraso" con el que se abre el tramo "es injustificable" pero no inexplicable, porque durante los gobiernos de Felipe González, el entonces alcalde de Llanes, (hoy diputado socialista en el Congreso, Antonio) Trevín, intentó desviar el trazado del tramo Llanes-Unquera de la Autovía del Cantábrico, para favorecer el pelotazo urbanístico de sus amigos en la Ería de Andrín".

El propio Trevín, en declaraciones a Europa Press, se ha referido también a la apertura del tramo. Ha expresado su deseo de que el Gobierno lo "haga bien y sin prisas". Ha mostrado sus dudas al respecto, por el "singular" proceso que se ha seguido para su inauguración, y ha advertido que si el Ejecutivo central se ha apresurado a acabar la obra para cumplir plazos buscando el beneficio político "lo sabremos en pocos meses".

Manuel González Orviz, coordinador general de IU Asturias, ha mostrado su satisfacción por que se acabe esta vía después de tres décadas de trabajos. El tiempo que se ha tardado, en su opinión, es la demostración de que los diferentes gobiernos centrales de PP y PSOE "han trabajado a bajo rendimiento". Lo que más le preocupa es que otras infraestructuras, tales como la variante del Pajares o la autovía Grao-La Espina, "llevan los mismos derroteros".

ACTO DE "PURO MARKETING"

Sin dejar de reconocer que "es un día histórico para Asturias, que cierra décadas de olvidos, retrasos e incompetencias", el diputado de UPyD, Ignacio Prendes, no ha dejado de criticar duramente "el tono de propaganda y electoralismo que el PP, con el presidente Rajoy a la cabeza, quiere dar a esta inauguración".

"Nada deberían celebrar los políticos por una inauguración que llega con casi 20 años de retraso, tras todo tipo de incumplimientos por parte de Gobiernos del PP y también del PSOE" ha criticado. En su opinión, "deberían empezar el acto inaugural pidiendo perdón a toda la sociedad asturiana por haber incumplido su palabra con esta obra de forma tan reiterada, lo que nos ha colocado a la cola de Europa en comunicaciones". Anuncia además que su partido no participará en un acto que ha calificado de "puro marketing".

Para leer más