13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 5 de julio de 2010

    Sindicatos y dirección de Chupa Chups siguen sin acercar posturas respecto al ERE que supone el cierre de la planta

    OVIEDO, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos y la dirección de Chupa Chups han mantenido hoy una nueva reunión de trabajo, la primera desde que la compañía presentase el Expediente de Regulación de Empleo, ERE, que afecta a la totalidad de la plantilla y que supone el cierre de la planta de Villamayor, en Piloña.

    El encuentro no ha servido para avanzar en las negociaciones ya que los sindicatos siguen considerando desproporcionado el expediente presentado. Así, según informó a Europa Press el presidente del comité, Ovidio Solares, la empresa se mantiene en su intención de cerrar la factoría de Villamayor se acuerde o no el ERE, mientras que los sindicatos defienden la viabilidad económica de la compañía y la continuidad de su actividad en Asturias.

    Solares manifestó que estarán "vigilantes" para que la empresa no "contamine" el mes de consultas y negociación con movimientos de producción o intentos de pactos individuales.

    Además, recordó que con el ERE la indemnización bajaría a 20 días para los despedidos, una medida que se sumaría a la intención de la empresa de trasladar a 68 personas a la fábrica de Barcelona. En la factoría de Villamayor hay 122 indefinidos más otro centenar de eventuales y decenas de trabajadores dependientes de empresas auxiliares, con lo que los sindicatos estiman en más de 350 los afectados por la decisión de Chupa Chups.

    La compañía presentó la pasada semana el ERE tras varias reuniones en las que los trabajadores no lograron que la empresa diese marcha atrás en su intención de cerrar la fábrica de Piloña, todo ello a pesar de que "es una factoría muy competitiva, más que la de Barcelona en la que está previsto concentrar la producción", según los sindicatos.

    Paralelamente a las negociaciones del ERE los trabajadores, que están pendientes de reunirse con el consejero de Industria y Empleo del Principado, Graciano Torre, han emprendido una campaña de movilizaciones que incluye una recogida de firmas por toda la región así como el reparto de información del conflicto laboral.

    Hasta el momento han conseguido más de 5.000 firmas en Piloña, Avilés y Ribadesella. Mañana continuarán con esta iniciativa en el mercado de Pola de Siero, con el propósito de evidenciar el "gran apoyo ciudadano" a los trabajadores de Chupa Chups.