18 de octubre de 2019
19 de septiembre de 2019

Somos carga contra la actitud "dictatorial" del Ayuntamiento al despedir a una voluntaria del Punto de Respeto

Somos carga contra la actitud "dictatorial" del Ayuntamiento al despedir a una voluntaria del Punto de Respeto
Las concejalas Ana Taboada y Anabel Santiago (Somos) junto a la responsable de feminismos de Podemos, Jara Cosculluela, en la plaza de la Catedral.EUROPA PRESS

OVIEDO, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Somos en el Ayuntamiento de Oviedo, Ana Taboada, ha criticado este jueves la actitud "dictatorial y antidemocrática" que a su juicio ha tenido el Equipo de Gobierno local al despedir a una voluntaria del Punto de Respeto, después de que informara a la edil de Somos de que llevaban cuatro días sin luz.

Taboada ha acudido junto a la edil Anabel Santiago y la responsable de feminismos de Podemos, Jara Cosculluela, al lugar en el que por las noches se instala el punto, en la Plaza de la Catedral, para denunciar que se ha instalado en un lugar "inadecuado" durante las fiestas, ya que no es un lugar de paso. Ha criticado además que las voluntarias hayan estado cuatro días sin luz, únicamente con la iluminación del tiovivo instalado en la plaza, debido a que la farola más cercana al punto estaba apagada.

Tras "reiteradas reclamaciones" de las voluntarias para arreglar la luz apagada, explica, una de ellas se dirigió a Taboada para denunciar la situación. La edil de Somos, ha relatado, envió entonces un correo "muy preocupada" a la concejala de Políticas Sociales, Leticia González, para preguntar por la situación. "Lo primero que hace es decirle a esta voluntaria que se marche inmediatamente del servicio", ha criticado.

La portavoz de Somos ha cargado también contra el Ayuntamiento por haber cambiado la denominación del punto, al pasar de ser 'punto violeta' a 'punto azul de respeto'.

La edil Anabel Santiago, por su parte, ha preguntado a la concejala Leticia González "cómo es posible que se tome la justicia por su mano" y se dé "el lujo" de "denostar" el trabajo de las voluntarias del punto de respeto. "Intuyo que ésta es una política revanchista y sectaria que responde también a meterse con las de siempre, con las mujeres", ha aseverado.

Para Cosculluela, el hecho de que el punto no sea contra las violencias machistas y agresiones sexuales y se denomine 'punto de respeto', junto al hecho de que esté "en la total penumbra", "preconiza qué es lo que quiere este nuevo Ayuntamiento para la ciudad".

Contador

Para leer más


Lo más leído en Asturias