25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • 9 de enero de 2008

    Sucesos.-El hombre que mató a su compañero sentimental dice que está "tranquilo y consciente de lo que hizo"

    El letrado atribuye el crimen a una "especie de arrebato" y confirma que el acusado había tomado esa tarde pastillas y alcohol

    GIJÓN, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El abogado del supuesto homicida de Tremañes, José Armando Gacía Roces, señaló hoy a los medios de comunicación que el acusado de matar a su compañero sentimental, Rafael G.S., está "tranquilo y consciente de lo que hizo". El letrado pudo hablar unos minutos con su cliente en los calabozos de los juzgados, a donde fue trasladado a primera hora de la mañana y donde posteriormente se le tomará declaración. García Roces atribuyó el crimen en un principio a "una especie de arrebato" y confirmó que el imputado había consumido esa tarde pastillas con alcohol.

    En este sentido, indicó que parece ser que llegó al domicilio en el que convivía con la víctima en un "importante estado de embriaguez". No obstante, apuntó que el acusado recuerda "mayormente" lo que pasó, aunque el letrado no pudo asegurar que lo que esté haciendo es centrarse en lo último que declaró en Comisaría, donde confesó el crimen.

    Supuestamente, apuñaló a su pareja, Constantino Jesús Mesa Vega, con un cuchillo de cocina, que fue encontrado en el lugar del suceso, ocurrido la madrugada del lunes. El arma fue recogido por la Policía Científica para ser analizado, según confirmó ayer un portavoz policial.

    Asimismo, el abogado señaló que fue el propio imputado quien avisó a la Policía de que había matado a su pareja. "Reconoce claramente la autoría", dijo respecto al detenido. "Llamó él personalmente", reiteró. Es más, indicó que cree que su cliente tiene "las cosas muy claras" y que está "resignado" con la pena que le puedan imponer.

    El caso pasará al Juzgado de Instrucción número 1, al inhibirse en en su favor el número 2, que hoy está de guardia. Aún no está confirmado si el crimen puede ser tratado como un caso de violencia de género, pese a que la relación fuera entre dos hombres. También habrá que conocer si el estado de embriaguez y el haber confesado el apuñalamiento se aplican como atenuantes.