7 de marzo de 2021
1 de diciembre de 2014

Torre apuesta por una reforma del sistema eléctrico pactada políticamente para evitar casos como Alcoa

El consejero espera que en la próxima subasta eléctrica la planta avilesina consiga un precio más competitivo

GIJÓN, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Empleo del Principado, Graciano Torre, ha visto necesario este lunes en Gijón llevar a cabo una modificación completa del sistema eléctrico español, pactada por la mayoría de las fuerzas políticas para darle la estabilidad que precisa y evitar así situaciones como la de Alcoa, que acaba de anunciar despido colectivo en sus plantas de Avilés y A Coruña.

Según él, el Principado hará cuantos esfuerzos estén de su parte para revertir el anuncio de ERE colectivo de la planta avilesina de Alcoa, a lo que ha mostrado su deseo de que "a corto plazo" se despeje la situación y consiga un precio competitivo en la próxima subasta eléctrica.

Así lo ha indicado en rueda de prensa en la Casa del Pueblo, acompañado del diputado regional y candidato socialista a la Alcaldía de Gijón, José María Pérez, antes de pronunciar una charla sobre 'Estrategias para el empleo en Asturias y en Gijón'.

Torre ha insistido en la importancia de resolver en el medio-largo plazo el problema del sistema eléctrico para dar estabilidad a las empresas y que estas tengan confianza en el futuro de cara a presentar planes de inversión. Según él, el coste de la energía pesa "de manera importante" en la competitividad de las empresas y es "muy difícil" que hagan inversiones si tienen esa "espada de Damocles encima de su cabeza".

Ha incidido, asimismo, en que la apertura de las negociaciones del expediente de regulación de empleo parece "el preludio de un cierre o una venta", a lo que ha recordado que ya se había advertido desde el Principado que esto podía pasar.

De hecho, ha indicado que en una reunión mantenida hace dos meses con la presidenta en España de Alcoa esta le había transmitido que si no obtenían un precio competitivo en la subasta de interrumpibilidad (servicio por el cual algunas industrias se comprometen a interrumpir su consumo eléctrico si se produce exceso de demanda o déficit de generación), tomarían una decisión que auguraba que no iba a ser "buena".

El consejero ha indicado, además, que ha solicitado una reunión urgente con el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, para tratar este asunto, o, en su defecto, le pide que puedan mantener una conversación por teléfono sobre el problema de Alcoa.

También ha asegurado que el presidente del Principado, Javier Fernández, está realizando gestiones por su parte, las cuales trasladará a los sindicatos en la reunión prevista para este martes con los representantes de las federaciones de UGT, CCOO y USO, así como con los representantes del Comité de Empresa de Alcoa.

PROGRAMA "AMBICIOSO" DE EMPLEO

En cuanto a la charla, ha dicho esperar que el dato del paro que se dé a conocer en los próximos días se sitúe por debajo de cifras de los dos años anteriores, aunque ha dejado claro que 98.000 desempleados en la región "no son ningún consuelo".

Ha destacado, también, que a las grandes multinacionales de la región, con las que se ha reunido en este día, les preocupa el precio de la energía, pero también la cualificación de los trabajadores, y en especial los idiomas.

Torre ha destacado que para tratar de combatir esto último el Principado pondrá en marcha en 2015 un "ambicioso" programa. De hecho, ha incidido en que las políticas de empleo crecerán un 12 por ciento y, especialmente, ha resaltado el programa dirigido a jóvenes menores de 25 años --Ocúpate-- y otro para desempleados mayores de 45 años --Actívate--. En este último caso, se les ofertarán talleres de empleo para que obtengan una certificación profesional y que al finalizar puedan cobrar la prestación por desempleo.

FALTA DE INICIATIVAS

Pérez, por su lado, ha reprochado la falta de iniciativas del Estado en política industrial, lo que ha considerado que lastra la competitividad de las empresas y genera noticias graves como la del anuncio de despido colectivo de Alcoa.

Sobre esto último, ha apuntado que la tarifa elécrica afecta también a empresas como Arcelor o la cementera de Aboño, que sin estar en Gijón esta última genera por proximidad puestos de trabajo y negocio.

Además, ha reprochado la negativa del Gobierno central a conectar la regasificadora de El Musel a la red estatal, lo que está provocando un "serio perjuicio" tanto a la actividad económica, como industrial y portuaria.

Para leer más