25 de noviembre de 2020
19 de agosto de 2007

Tráfico.- Un informe refleja que diez menores de 0 a 17 años fallecieron en las carreteras asturianas entre 2002 y 2006

OVIEDO, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un informe refleja que diez menores de 0 a 17 años fallecieron en las carreteras asturianas entre el 2002 y el 2006, según datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT) y recogidos en un informe realizado por el quipo de investigación de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Oviedo al que ha tenido acceso Europa Press.

Según este dossier, el 90 por ciento de los fallecidos eran varones. En 2006 tres de los cuatro que fallecieron ese año eran ocupantes de autobuses, aunque los accidentes de transportes escolares son "poco frecuentes" tiene una importante repercusión social. Según el Real Automóvil Club de España (RACE), en españa más de 7 millones de menores utilizaron el transporte escolar durante el curso 2005-2006 para acudir a sus centros de enseñanza.

Pese a que sigue habiendo deficiencias, la seguridad ha mejorado ya que los autobuses son más modernos, están mejor equipados en dispositivos de seguridad y la figura de un acompañante adulto se ha generalizado. la asignatura pendiente sigue siendo el cinturón de seguridad y la incorporación de otros dispositivos de seguridad como el arco antivuelco.

Pese a que una normativa europea establece que los nuevos autobuses matriculados a partir de 2007 deben tener instalados cinturones de seguridad en todos sus asientos, sólo el 8 por ciento de los autobuses escolares españoles dispone de este mecanismo.

Otra deficiencia importante es que sólo el 11 por ciento de los autobuses escolares, a nivel nacional, están adaptados a discapacitados. Como aspectos positivos, el estudio refleja, que la media de edad de los autobuses es de cinco años, que el 89 por ciento llevan un acompañante y que el 100 por ciento tiene algún sistema de seguridad que los conecta con el exterior.

Según la DGT el 75 por ciento de las lesiones infantiles ocurridas por accidentes de tráfico en españa se podrían haber evitado utilizando adecuadamente los sistemas de retención infantil (SRI). la normativa establece que es obligatorio llevarlo hasta que los niños alcancen los 1,35 metros de altura; y un dispositivo adaptado o el cinturón de seguridad hasta los 1,50 metros.

La Encuesta de Salud para Asturias 2002 señaló que el uso del cinturón de seguridad en carretera entre los jóvenes asturianos entre los 16 y 17 años era más del 80 por ciento cuando iban en los asientos delanteros siendo más elevada esta proporción entre los varones. En la ciudad el empleo del cinturón de seguridad disminuye hasta el 61,9 por ciento en los asientos delanteros y hasta el 26,2 por ciento en los traseros.