19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 25 de mayo de 2008

    Tribunales.-La familia de un paciente que murió tras ingresar con un cólico denuncia a médicos del HUCA por negligencia

    OVIEDO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    Una familia de un paciente que falleció en el Hospital Central de Asturias (HUCA) ha presentado una denuncia en el Juzgado de lo Penal por un supuesto caso de negligencia médica. Los demandantes argumentan que Roberto García García, de 64 años y vecino de Barganaz-La Caridad (El Franco) falleció como consecuencia de la "pasividad" del equipo médico que lo atendió.

    El hombre murió el 14 de agosto de 2007 en el HUCA a los cuatro días de ingresar con un cólico, según informaron a Europa Press fuentes familiares. Según la autopsia, el paciente falleció como consecuencia de una hemorragia interna causada por el cólico que, atajado a tiempo y según la familia, no hubiese provocado el fatal desenlace.

    El caso se encuentra en el Juzgado número 4 de lo Penal de Oviedo en fase de instrucción. La familia desea "que se haga justicia" y espera que "nadie pase por lo que ellos han pasado". "Si hubiesen adoptado las medidas necesarias ahora mismo mi padre estaría vivo", apuntó José Manuel García y añadió que "no desean dinero sino que se haga justicia".

    Uno de los hijos de Roberto García relató que su padre acudió al Hospital del occidente asturiano en Jarrio el día 6 de agosto aquejado de un cólico. Una vez allí le realizaron las pruebas pertinentes y le enviaron a su casa con la condición de que si volvía a sentir los mismo dolores acudiese al médico aunque apuntaron a la posibilidad de que fuesen "gases".

    El viernes día 10 de agosto, continúa relatando el hijo del fallecido, Roberto García tuvo otro cólico y volvió al hospital de Jarrio. Después de analizar sus dolencias los médicos le enviaron al Hospital Central de Asturias con el fin de que le practicasen una arteriografía.

    "Al llegar a Oviedo a mi padre le metieron en una cama con maderas por debajo y ni siquiera nos dejaron meter unas mantas para forrar el colchón", apuntó José Manuel García. Una vez en el HUCA, el equipo médico insistió en todo momento en que "el paciente se encontraba perfectamente".

    "El mismo viernes el doctor manifestó que a mi padre no se le podían hacer las pruebas pertinentes por falta de medios y así estuvo hasta la madrugada del lunes --a las 4.00 horas-- que falleció", explicó José Manuel García. El hijo del fallecido señaló además que los médicos se negaron a darle de comer durante los cuatro días en los que estuvo en el hospital "sólo le suministraron suero", añadió.

    José Manuel García relató además que cuando llegó al hospital su padre había muerto y la situación era "dantesca". "Nadie se atrevía a dar la cara no había ningún médico que nos explicase la situación, tan sólo un residente que acaba de comenzar su turno".

    "Mi pena es inmensa porque no estuve cuando falleció mi padre porque en ese instante mi mujer estaba dando a luz", señaló José Manuel García. "Es muy triste ir al registro Civil para apuntar el nacimiento de tu hija y la defunción de tu padre el mismo día cuando estaba sano como un roble", sentenció.