19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Tribunales.-Una madre de Candás denuncia a la amiga de su hija, ambas menores, por sacarle fotos desnuda y colgarlas en Internet

    OVIEDO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Una madre de Candás denunció en el Juzgado a una amiga de su hija, ambas menores de edad, por sacarle fotos desnuda con un teléfono móvil y colgarlas en internet durante un viaje que realizaron con un grupo de baile regional a Mahon (Mallorca), según informaron fuentes jurídicas a Europa Press.

    La madre de la víctima presentó la denuncia en el juzgado después de que una de las amigas de su hija le enviase por correo electrónico dos fotos en las que aparecía la menor desnuda. Tras verificar el material grabó las fotos en un CD y lo aportó en el juzgado, según consta en la denuncia judicial.

    La fiscalía pide para la acusada la pena de 60 horas socioeducativas mientras que la acusación particular eleva a 300 horas socioeducativas y la prohibición de acercarse a la menor. La denuncia inicial fue presentada ante la Guardia Civil de Candás el 29 de enero de 2008 después de que la madre de la víctima comprobase que existían dos fotos de su hija en internet.

    En la denuncia la madre señaló que el 26 de enero de 2008 su hija le comentó que durante el viaje que realizó a Menorca estando la víctima con dos compañeras de habitación del hotel le hicieron varias fotos desde un telefono móvil, "sin dar su consentimiento y sin darse cuenta", cuando ella salía de la ducha.

    La madre continuó el relato afirmando que su hija le aseguró que varios compañeros del Instituto le comentaron que circulaban varias fotografías en internet y que su hija estaba preocupada ante el temor de que las fotos que estaban en la red "fuesen realizadas por sus compañeras de habitación en Menorca".

    La mujer le quito importancia al hecho para no preocupar a su hija y llamó a los padres de las dos menores. Los progenitores de la acusada no estaban pero logró hablar con la menor que si le reconoció que había hechos las fotos pero que "la víctima estaba tapada con una sábana".

    Más tarde, en la declaración que la acusada realizó en el juzgado manifestó que su teléfono móvil "no tenía la capacidad para realizar las fotos que estaban colgadas en la web". Por su parte, un informe de la Policía judicial señaló que el teléfono propiedad de la imputada "es viable para realizar las fotografías objeto de la causa".

    Otro de los menores llamado a declarar manifestó en el juzgado que la imputada le enseñó en el parque de Candás varias fotografías de la víctima y que había reconocido que se las había sacado cuando fueron de viaje a Menorca.