22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 11 de marzo de 2009

    Los ganaderos adheridos a denominaciones de origen de quesos crecen un 37%

    SANTANDER, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

    En el año 2007 había en Cantabria 70 ganaderos adheridos a alguna de las tres denominaciones de origen de quesos cántabros, lo que supone un crecimiento del 37,25 por ciento con respecto a 2002. También ha crecido el número de industrias incluidas en esas denominaciones. De hecho en 2002 sólo había una, dentro de la denominación Queso de Nata de Cantabria, y cinco años después eran 21 entre las tres denominaciones.

    Así se constata en los últimos datos actualizados por el Instituto Cántabro de Estadística (Icane), en los que se observa la evolución del número de ganaderos e industrias entre 2002 y 2007 en las tres denominaciones: Queso de Nata de Cantabria, Picón Bejes-Tresviso y Quesucos de Liébana.

    De acuerdo con esos datos, recogidos por Europa Press, el número de ganaderos en la denominación Queso de Nata de Cantabria era de 49 en el último de los años analizados, casi un 69% más que en 2002, cuando la cifra era de 29.

    En el caso de la denominación Quesucos de Liébana, el número de ganaderos incluidos, a pesar de algunos pequeños cambios, se mantiene estable en once. En lo que respecta al Picón Bejes-Tresviso, también han sido pocas las variaciones y en 2007 había diez ganaderos, uno menos que en 2002.

    En cuanto a las industrias, en 2007 había cuatro en la denominación de origen Queso Nata Cantabria, ocho en el Picón Bejes-Tresviso y otras ocho en los Quesucos de Liébana.

    El Queso de Nata de Cantabria es un queso de pasta prensada, elaborado con leche de vaca de la raza frisona que contiene un mínimo de 45% de materia grasa en extracto seco. El período mínimo de maduración es de siete días. La zona de elaboración y producción de este queso se extiende por todo el territorio de Cantabria, a excepción de las cuencas hidrográficas de los ríos Urdón y Cervera y los municipios de Tresviso y Bejes.

    Por su parte, el Picón Bejes-Tresviso se elabora con leche de vacas tudancas, pardo-alpinas y frisonas, de ovejas lachas o de cabras pirenaicas y de los Picos de Europa. Se debe utilizar leche entera y limpia, de vaca, oveja o cabra, o bien mezclas de dos o de los tres tipos de leche.

    La zona protegida por esta denominación incluye los municipios de la de Liébana (Potes, Pesaguero, Cabezón de Liébana, Camaleño, Cillorigo de Liébana, Tresviso y Vega de Liébana), así como el Ayuntamiento de Peñarrubia. Los núcleos queseros fundamentales son Bejes y Tresviso.

    Por último, los Quesucos de Liébana Queso se elaboran con los mismos tipos de leche que el Picón Bejes-Tresviso y en las mismas áreas.