21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    La planta undimotriz de Santoña evitará la emisión de 2.600 toneladas de CO2 anuales cuando esté completada

    SANTANDER, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La planta piloto de energía de las Olas de Santoña evitará, cuando esté a pleno funcionamiento, la emisión a la atmósfera de 2.600 toneladas de CO2 anuales.

    Así lo señala el último número de la Revista 'Ambienta', consultado por Europa Press, y que edita el MARM, y que dedica uno de sus informes a analizar la energía undimotriz que se produce por el movimiento de las olas.

    La primera boya piloto de este proyecto fue botada el pasado mes de septiembre en Santoña. Se trata de una boya de 40kW sin conexión a la red eléctrica, suministrada por OPT, formada por un flotador de unos siete metros de diámetro, un fuste -compartimento cilíndrico estanco- donde se aloja el sistema de transformación de la energía (20 metros de longitud) y un estabilizador de aproximadamente 10 metros.

    Dispone, además, de un sistema de amarre que consta de tres boyas semisumergidas ancladas al fondo marino a una profundidad de unos 50 metros.

    El sistema de transformación de la energía, denominado Power Take Off (PTO), está compuesto por una serie de módulos internos, a través de los cuales se capta y transforma la energía de las olas para almacenarla y, posteriormente, evacuarla en condiciones óptimas.

    Iberdrola Renovables prevé que la planta, que se ubica a cuatro kilómetros de la costa de Santoña, esté compuesta por 10 boyas. Las nueve boyas restantes, que se botarán en una fase posterior, una vez demostrada su viabilidad técnica y económica, contarán con una potencia de 150 kW.

    Cuando las 10 boyas estén en funcionamiento, la producción eléctrica anual de esta instalación se estima que equivaldrá aproximadamente al consumo de unos 2.500 hogares. La instalación, que no tiene impacto visual, evitaría la emisión a la atmósfera de 2.600 toneladas de CO2 anuales.

    PRIMERA EN EUROPA

    Según destaca la revista del Ministerio, la Planta piloto de energía de las Olas de Santoña (Cantabria), desarrollado por Iberdrola Renovables, es la primera de este tipo operativa en Europa.

    La planta estará compuesta por 10 boyas con una potencia conjunta de 1.390 kW que, por la acción de las olas, producen un movimiento vertical que, mediante un sistema hidráulico, activan un generador convencional, que es el que produce electricidad en baja tensión.

    Esta energía renovable se evacua a través de una subestación marina, donde se adecua la tensión a la de la red eléctrica.

    La empresa conjunta que está desarrollando la central, denominada Iberdrola Energías Marinas de Cantabria, está participada por la eléctrica en un 60%, así como por Total (10%), OPT (10%), el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE) (10%), y la Sociedad para el Desarrollo de Cantabria (Sodercan) (10%).