17 de junio de 2019
22 de abril de 2008

El presidente del ICCAT augura que las medidas protectoras del atún rojo se volverán "más duras"

Santander acoge hasta el día 24 Simposio Mundial para el Estudio de la Fluctuación de los Stocks de Atún Rojo

SANTANDER, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), Fabio Hazin, afirmó hoy que actualmente se está produciendo "una de las mayores crisis" del stock de atún rojo del Atlántico Norte, por lo que auguró que en la reunión que la Comisión celebrará en noviembre las actuales medidas protectoras "se tornarán más duras".

Hazin hizo estas declaraciones a la prensa tras la inauguración del Simposio Mundial para el Estudio de la Fluctuación de los Stocks de Atún Rojo que se celebra hasta el 24 de abril en Santander y en el que participan un centenar de expertos de todo el mundo con el objetivo de analizar la evolución histórica y las causas de la desaparición de algunas pesquerías históricas de esta especie.

El objetivo del Simposio, organizado por Instituto Español de Oceanografía (IEO), la ICCAT y en colaboración con la Sociedad Regional Cantabria I+D+i (Idican), el Ministerio de Educación y Ciencia y el Ayuntamiento de Santander, es extraer conclusiones sobre la caída de pesquerías y proponer actuaciones para proteger la especie y mejorar su situación. Las proposiciones se trasladarán a la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Rojo que se celebrará en noviembre, previa a la reunión del Comité de Pesca de la ICCAT para evaluar la situación presente del stock, que será en julio.

Al respecto, Hazin afirmó que depende de la gestión del ICCAT "evitar el colapso del stock" de atún rojo y ello no es posible "sin asesoramiento científico". El objetivo es "evitar que se repita" la situación de desaparición de atún rojo que ya se está produciendo en algunos puntos del plantea y permitir una actividad pesquera "sostenible".

En este marco, la Comisión espera que en el congreso de Santander "se pueda comprender mejor por qué los stocks varían a lo largo del tiempo y de qué manera la pesquería influencia estas variaciones", así como si los cambios globales del medio ambiente tienen un impacto sobre la variación del stock, particularmente en relación a los procesos de reclutamiento.

Por ello, Hazin afirmó que el simposio será "sumamente importante" porque abordará la situación histórica del stock de atún rojo en diferentes partes del mundo y a partir de las conclusiones se podrá comprender mejor de qué manera el proceso de reclutamiento es afectado por las condiciones ambientales y sus variaciones históricas.

En la escasez de atún influyen diferentes factores que el congreso pretende "aclarar". Así, comentó que en Brasil existió la mayor pesquería de atún rojo y sin embargo ahora no hay qué pescar. "Queremos entender qué ha pasado y así poder evitar que situaciones iguales se repitan en el futuro en otros sitios". En este sentido, comentó que las "predicciones" sobre la desaparición del atún rojo si no se toman medidas son "difíciles de hacer" y se remitió a la evaluación que realizará el Comité.

Actualmente hay pesquerías de atún rojo en el Atlántico Norte y el Pacífico y la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico ha implementado un conjunto "muy amplio" de medidas para evitar la degradación de la condición del stock. "Nuestra esperanza es que a partir de la plena implementación de las medidas que ahora están en curso sea posible recuperar la condición del stock", declaró Hazin.

La expectativa de la Comisión es que todos los gobiernos se impliquen en el problema. "Esperamos que la participación de todos sea lo más comprometida posible", dijo.

IMPORTANCIA ECONÓMICA PARA ESPAÑA.

Por su parte, el subdirector general de la Secretaría General del Mar del Gobierno de España, Rafael Centenera, informó que la flota nacional dedicada a la pesca del atún rojo está integrada, entre otros, por más de 200 barcos, 140 de anzuelo y artesanal, y más de sesenta buques de cebo vivo. Ofrece empleo directo a más de 3.000 personas y entre 5.000 y 6.000 empleos indirectos, y genera más de 70 millones de euros al año.

Esta "importancia económica" del sector hace que para la Secretaría General del Mar sea "vital" la recuperación y mantenimiento de esta pesquería, y por ello España apoya los planes de recuperación del atún rojo, y defiende la adopción de medidas como las vedas.

Así, resaltó que España se ha propuesto implementar el documento expeditivo de capturas desde esta temporada, cuyos formularios estarán a disposición "en quince días".

En otro orden, el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, subrayó la "difícil situación" del atún rojo, una de las especies pesqueras "cuyo futuro está más en peligro", por lo que apuntó que el simposio tiene que tener unos objetivos "obligatoriamente ambiciosos" porque el problema "tiene una repercusión ambiental, productiva y económica importante".

Reiteró que el estado de la pesquería de esta especie es "más que preocupante" y señaló al respecto que la situación de capturas cero en algunos caladeros que históricamente han sido productivos en la pesca de atún rojo es "la señal de alarma" sobre la situación real de la especie.

En opinión de Ibáñez, afrontar el problema de esta especie "con eficacia" pasa por asumir que las soluciones "deben adoptarse cuanto antes y con las máximas garantías posibles".

Tras afirmar que el Gobierno de España es "sensible" y "está preocupado" por el estado de las pesquerías del atún rojo, confió que el congreso sea "fructífero".

El acto inaugural del congreso también contó con las intervenciones del subdirector general de Industria, Eduardo Balquerías, quien incidió en la cuestión de la sostenibilidad; del director general de Pesca de Cantabria, Fernando Torrontegui; y del primer teniente de alcalde de Santander, Samuel Ruiz, quienes agradecieron la elección de la ciudad para el evento y desearon unas conclusiones fructíferas.