17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 31 de diciembre de 2010

    El Museo Marítimo del Cantábrico ofrece visitas virtuales a través de su web con acceso a los acuarios

    El Museo Marítimo del Cantábrico ofrece visitas virtuales a través de su web con acceso a los acuarios
    EP/CANTABRIA INFINITA

    SANTANDER, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Museo Marítimo del Cantábrico (MMC) ofrece visitas virtuales a través de su web en la que se pueden observar los acuarios de este centro, así como la zona de recepción y la sala 'El Mar en la Historia'.

    Situado en la Bahía de Santander, a orillas del mar, el Museo Marítimo del Cantábrico ofrece al visitante una de las más ricas y variadas propuestas museográficas, entre las dedicadas a la mar y a los hombres que ocupan la existencia en bregar con ella, de cuantas se ofrecen en España.

    El centro cuenta con grandes y modernos acuarios y más de tres mil metros cuadrados de exposición donde se muestran todas las formas de relación del hombre con la mar a lo largo del tiempo.

    Las colecciones del MMC comenzaron a formarse en el siglo XVIII, enriquecidas posteriormente por colectivos como la Institución Libre de Enseñanza, la Escuela de Náutica de Santander, el Instituto Español de Oceanografía o el Centro de Estudios Montañeses, según la información consultada por Europa Press.

    El alto valor y la estimulante diversidad de sus fondos han permitido estructurar el programa expositivo en cuatro grandes secciones: La vida en la mar (Biología Marina), Pescadores y pesquerías (Etnografía Pesquera), El Cantábrico y la mar en la historia (Historia) y Vanguardia tecnológica frente a la mar (Tecnología).

    A través de ellas se muestran, desde diferentes puntos de vista, cuantos asuntos afectan al mar Cantábrico y su proyección hacia el resto del mundo.

    Así, en la planta dedicada a la vida en el mar, el visitante tiene la oportunidad de adentrarse en el seno de las aguas oceánicas, a través de los grandes tanques de los acuarios. En ellos vive buena parte de la fauna del Cantábrico. Tras contemplar el primer laboratorio permanente español dedicado al estudio del mar (1886-1914), se explica y describe la enorme diversidad de la vida submarina.

    En la de acceso, donde se encuentra la recepción, se ofrece un audiovisual de presentación y se encuentra la sala Naos, mientras la segunda planta, dedicada a pescadores y pesquerías se inicia con la presencia de las primeras comunidades que se enfrentaron al medio marino. El oficio, los barcos, las peculiares formas de vida y organización social, así como las modalidades de venta e industria conservera complementan el panorama.

    En cuanto a la planta tres, en el área dedicada a 'El Cantábrico y la mar en la Historia', el comercio, las expediciones científicas, la defensa del litoral y la guerra sobre la mar son algunos de los aspectos que se explican mediante procedimientos expositivos avanzados.

    Finalmente en la zona dedicada a la vanguardia tecnológica frente a la mar, se muestra la construcción e industria naval, el dominio de los más idóneos procedimientos de navegación y la penetración en el mundo submarino.