2 de marzo de 2021
26 de septiembre de 2014

Protección Civil avisa por lluvias y tormentas en Cantabria

Protección Civil avisa por lluvias y tormentas en Cantabria
EUROPA PRESS

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha avisado por lluvias y tormentas que se producirán este fin de semana en distintas zonas del este, suroeste y sureste peninsular, en el noreste, Baleares, Cantabria y el sistema central.

En concreto, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Protección Civil avisa por lluvias y tormentas el sábado al suroeste peninsular, Murcia y Almería y, el domingo se prevén precipitaciones en el este peninsular, especialmente Cataluña y Baleares así como en el sur de la cordillera Cantábrica y el sistema Central.

Ante esta situación y dado el "difícil pronóstico" de los fenómenos tormentosos, Protección Civil aconseja a los ciudadanos que se mantengan informados en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

En concreto, apunta que durante la tarde de este viernes se formará una baja presión de pequeño tamaño (mesobaja) en el Mar de Alborán que, durante el sábado 27 y el domingo 28, se desplazará hacia el norte al tiempo que se profundiza, pasando su centro por las Baleares a mediodía del domingo, para proseguir luego hacia el Golfo de León.

El paso de la mencionada mesobaja, unido a la inestabilidad del aire en la zona mediterránea y a las altas temperaturas del agua del mar, producirá lluvias y chubascos intensos, con tormentas frecuentes, ocasionalmente con carácter torrencial. Las zonas más afectadas serán muy probablemente Ibiza, Mallorca y el este de Cataluña, y, con menos probabilidad, Menorca y el litoral de la Comunidad Valenciana.

Es posible que para la tarde del domingo se emitan avisos por vientos de fuerza 7 en las zonas de alta mar de Baleares y Menorca, así como avisos costeros en Baleares y Cataluña.

Simultáneamente, la mitad occidental de la Península se verá afectada por una DANA (depresión aislada en niveles altos), que en estos momentos se encuentra en su mitad sur y que, durante las próximas 48 horas, se desplazará primero hacia el oeste y luego hacia el norte, produciendo lluvias y chubascos localmente fuertes, especialmente en la mitad oeste del Sistema Central y de la Cordillera Cantábrica.

La situación de inestabilidad y lluvias intensas en el Mediterráneo se prolongará, como mínimo, durante los primeros días de la semana próxima.

RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA

De este modo, ante las lluvias intensas la Dirección General de Protección Civil y Emergencias aconseja a los conductores que disminuyan la velocidad, extremen las precauciones y no se detengan en zonas por donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si tiene que viajar, pide que se circule preferentemente por carreteras principales y autopistas.

Además, señala que en el caso de tormentas súbitas y lluvias intensas es preciso tener en cuenta donde se aparcan los vehículos y recuerda que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

Por ello, si comienza a llover de forma torrencial, insiste en que se debe pensar en que existe riesgo de inundación, por lo que insta a no atravesar con el vehículo ni a pie, los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localice los puntos más altos de la zona. No se debe intentar salvar el automóvil en medio de una inundación.

En el caso de encontrarse en el campo, es preciso alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas y evitar atravesar vados inundados. También aconseja dirigirse a los puntos más altos de la zona. No obstante, el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

Ante el riesgo de tormentas, Protección Civil y Emergencias subraya que el mayor riesgo se produce, fundamentalmente en campo abierto. Sin embargo, señala que en los núcleos urbanos también hay peligro de caída de rayos, por lo que es conveniente colocarse cerca de los edificios para protegerse. En las viviendas recomienda evitar las corrientes de aire y, si va conduciendo, un vehículo cerrado puede ser un buen refugio.

Por otro lado, si la tormenta le sorprende en el campo, recomienda evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias.

En cuanto al riesgo de inundaciones, Protección Civil pide mantenerse "permanentemente" informado a través de la radio y de otros medios de comunicación de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación.

Finalmente, aconseja no conducir en áreas inundadas; circular preferentemente por carreteras principales y autopistas; abandonar el automóvil; buscar un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua; alejarse de vías y torrentes y no tratar de atravesar a pie los vados inundados o las corrientes de agua. Por último, en caso de tener que evacuar el domicilio, recomienda trasladar los artículos esenciales a los pisos más altos; cerrar las tomas principales de gas y electricidad y seguir las instrucciones de las autoridades.