26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 24 de septiembre de 2014

    CANTABRIA.-Santander.- A licitación por 1,2 millones la peatonalización de la calles Rubio y Gravina sale

    CANTABRIA.-Santander.- A licitación por 1,2 millones la peatonalización de la calles Rubio y Gravina sale
    AYUNTAMIENTO DE SANTANDER

    SANTANDER, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Santander ha convocado el concurso para adjudicar las obras de peatonalización de las calles Rubio y Gravina, por un presupuesto de 1.186.000 euros y un plazo de ejecución de siete meses.

    Según el anuncio de licitación, publicado este miércoles en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), las ofertas se podrán presentar en el plazo de 26 días naturales a contar desde el jueves 25 de septiembre.

    Este proyecto de peatonalización afectará a la calle Rubio, en el tramo comprendido entre las calles Cervantes y Florida; y la calle Gravina, de la calle Rubio a Magallanes.

    El concejal de Infraestructuras, César Díaz, explicó en su momento que esta peatonalización conseguirá crear un corredor peatonal en torno a cuatro importantes recursos culturales de la ciudad, como son el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo (MAS), la Biblioteca Menéndez Pelayo, la Fundación Gerardo Diego y la biblioteca pública municipal.

    "Se constituirá un gran espacio de cultura, que podrá dar lugar a la organización de actividades de dinamización alrededor de esos centros culturales, favoreciendo, además, su conocimiento y su visita por parte de los ciudadanos", ha indicado.

    NUEVO ARBOLADO Y MOBILIARIO URBANO

    El proyecto de peatonalización afectará a una superficie de 2.169 metros cuadrados, de los que 1.653 corresponden a la calle Rubio, 450 a la calle Gravina y 66 a la calle Cervantes. El pavimento utilizado serán losas de granito de 1,20 por 1,20 metros y 10 centímetros de espesor.

    Se colocará nuevo arbolado y se completará el mobiliario urbano con nuevos bancos y papeleras. También se modificará el saneamiento y el abastecimiento, cambiando tuberías antiguas por otras nuevas y las acometidas existentes, renovando las arquetas y pozos de registro que sean necesarios.

    Asimismo, se variará de posición el semáforo existente en la calle Cervantes, colocándolo antes del paso de peatones que se construirá para comunicar la calle Rubio con Miguel Artigas.

    Debido a la eliminación del paso de vehículos por estas calles será necesario modificar el sentido de la circulación de la calle Magallanes entre Florida y Gravina para favorecer el tráfico y evitar fondos de saco.

    UNIFICACIÓN DE ZONAS DE OLA POR LAS OBRAS

    Por otro lado, y con el fin de facilitar el aparcamiento a los residentes durante el desarrollo tanto de estas obras como de las de urbanización de la calle Cisneros, desde el 1 de agosto el Ayuntamiento ha unificado, con carácter temporal, las zonas 4 y 6 de la OLA, por un lado; y las zonas 9 y 10, por otro.

    De esta manera, ambas zonas funcionan como una única y los residentes pueden aparcar en cualquiera de las dos, sin que para ello sea necesario hacer ningún tipo de trámite sino que son los propios controladores de la OLA los que lo tienen en cuenta a la hora de ejercer su labor.

    El concejal de Infraestructuras ha precisado que la medida inicialmente va a tener carácter provisional, hasta la finalización de las obras tanto de la renovación de la calle Cisneros como de peatonalización de las calles Rubio y Gravina, previsiblemente a mediados del próximo año.

    Díaz ha indicado que durante este período de tiempo se hará un seguimiento de cómo funciona la unión de estas zonas de la OLA, tanto por los informes que puedan elaborarse desde la Universidad como por las observaciones que hagan llegar al Ayuntamiento las asociaciones de vecinos, para valorar posteriormente si esta medida se convierte en definitiva.