27 de mayo de 2020
1 de agosto de 2014

CANTABRIA.-Santander.- El PRC tacha de "antidemocráta" al alcalde por "imponer" los horarios comerciales "a espaldas al Pleno"

Los regionalistas aseguran que con esta decisión "De la Serna ha puesto la puntilla final a un sector que languidece"

CANTABRIA.-Santander.- El PRC tacha de "antidemocráta" al alcalde por "imponer" los horarios comerciales "a espaldas al Pleno"
PRC

SANTANDER, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Regionalista de Santander ha calificado de "absoluta falta de respeto" y de "antidemócrata" la postura tomada por el alcalde, Iñigo de la Serna, para "decidir e imponer" la liberalización de horarios comerciales "a espaldas del Pleno y después de año y medio de silencio". Una decisión que, según el PRC, va a suponer la "puntilla final para un sector que languidece".

En un comunicado, el portavoz regionalista, José María Fuentes Pila, ha mostrado su "perplejidad" al conocer que la decisión de libertad horaria comercial del 15 de julio al 15 de septiembre para Santander fue anunciada por el alcalde a los medios de comunicación "horas después" de celebrase el Pleno, cuando, a su juicio, debería haberlo "en dicha sesión y aprovechando el debate sobre este asunto".

"El alcalde tenía que haberse pronunciado al respecto ante el resto de los miembros de la Corporación, como así se lo instamos, y ante los propios comerciantes, puesto que el Pleno de ayer suponía dar una respuesta a los comerciantes de Santander, posicionarse en defensa de un tejido productivo que está agonizando hace tiempo", ha señalado.

Para Fuentes-Pila, la libertad de horarios "no es ni el mayor ni el único problema" del pequeño comercio, sino "una dificultad más que se suma a los múltiples problemas de los autónomos", de familias "que mantienen de forma heroica sus comercios en todas y cada uno de los barrios de Santander".

El portavoz regionalista ha reiterado la medida sobre los horarios comerciales conllevará "el posible cierre" del pequeño comercio lo que "puede dinamitar el futuro de una parte de la ciudad", ya que las grandes superficies "no necesitan el apoyo de nadie.

"No podemos mantener Santander con unas cuantas franquicias poderosas porque no son asentamientos comerciales que se identifiquen con la realidad de los ciudadanos", ha recalcado.

En este sentido, ha recordado que, desde inicio de legislatura y "tras haber testado la realidad del sector, comercio a comercio", los regionalistas han insistido en la "imperante" necesidad de una estrategia de apoyo al comercio, que iría desde un "reacondicionamiento" de los precios de los alquileres de los locales en Santander, que "a día de hoy son escandalosos"; medidas "más permisivas" para poder solicitar créditos; una política cultural "atractiva" para el visitante; una marca de ciudad en la red que "favorezca la potencia del comercio"; una política de cruceros "efectiva", ya que "la que hay ha sido un "auténtico fracaso turístico" en términos de rentabilidad comercial; o una reducción de la presión fiscal sobre el pequeño comercio.