13 de noviembre de 2019
19 de febrero de 2014

La lista de espera quirúrgica se reduce un 15,6% en 2013 y la demora media baja a 101 días

La consejera de Sanidad destaca que hay "menos personas que nunca" en lista para operarse y esperan "menos tiempo que nunca"

La lista de espera quirúrgica se reduce un 15,6% en 2013 y la demora media baja a 101 días
EUROPA PRESS

SANTANDER, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El número de pacientes en lista de espera quirúrgica se redujo en Cantabria en 2013 un 15,6% respecto al año anterior, pasando de 11.059 a 9.327 (1.732 menos que en diciembre de 2012 y 384 menos que en junio de 2013). La demora media se ha reducido en 38 días, hasta situarse en 101,41 días, un dato "inédito en la serie histórica" que se sitúa muy cerca de la media del Sistema Nacional de Salud (100 días).

Así lo ha destacado este miércoles en rueda de prensa la vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, quien ha asegurado que son "los mejores indicadores de los últimos diez años" y "las mejores listas de espera de la serie histórica frente a la que está siendo la peor evolución del Sistema Nacional de Salud".

En este sentido, ha destacado que "hay menos personas que nunca" en lista para operarse y esos pacientes esperan "menos tiempo que nunca". Para la consejera, se trata de una "evolución excelente" de las listas de espera que, si se compara la evolución nacional, se convierte en "excepcional".

Los tres hospitales han reducido sus listas de espera quirúrgica con respecto a 2012. En Valdecilla, a 31 de diciembre de 2013 había 5.113 pacientes esperando ser operados (-8%), con una demora media de 99 días (24 días menos que en 2012).

En Sierrallana, la lista de espera ha caído cerca de un 30%, hasta situarse en 2.548 pacientes (1.089 menos), y la demora media se ha recortado en 49 días, pasando de 122 a 103, si bien ha aumentado en cinco días frente a junio de 2013. En el hospital de Laredo, el número de pacientes en lista de espera ha bajado un 15%, hasta los 1.666, y la demora media se ha reducido en 55 días, situándose en 108 días.

Las demoras medias más altas corresponden a las especialidades de cirugía pediátrica (147 días), traumatología (131), otorrinolaringología (111) y neurocirugía (100 días). Por el contrario, las más bajas se dan en cirugía torácica (16 días), cirugía cardiaca (36 días), dermatología (37 días) y ginecología (54 días).

DEMORA MÁXIMA

Sobre las demoras máximas, la consejera ha destacado que Cantabria no tiene ya pacientes que esperan más de un año y medio, y los que esperan más de un año "se han reducido a la máxima expresión", situándose en 31 -todos ellos en Valdecilla- "frente a los 1.085 que había en 2011". En Sierrallana no hay pacientes en lista de espera superior al año desde junio de 2013 y en Laredo desde diciembre de 2011.

Además, 2013 se ha cerrado con un descenso "extraordinario" de los pacientes que esperan más de seis meses para operarse, que han pasado de 3.782 a 1.619, un 57% menos. Cerca del 70% (1.085 pacientes) son de traumatología. Por hospitales, la reducción ha sido del 46,3% en Valdecilla, del 68,6% en Sierrallana y del 55% en Laredo. Sin embargo, Sierrallana ha aumentado el número de pacientes en este tramo desde junio de 2013 en 58 pacientes más.

Sobre las consultas externas y las pruebas diagnósticas, la consejera ha explicado que los únicos datos fiables son los de Valdecilla porque es el único donde ha concluido la integración del programa de gestión de las citas con el programa centralizado de listas de espera.

En el hospital santanderino la lista de espera para consultas ascendía al cierre de 2013 a 19.441 pacientes, 258 menos que en junio de 2013, y de todos ellos 18.793 tenía ya una cita (en las estadísticas anteriores no se contabilizaban los pacientes pendientes de cita).

La demora media en consultas es de 84 días, diez más que en junio de 2013, y las especialidades con mayor número de pacientes en espera son oftalmología (3.802), maxilofacial (2.734), dermatología (2.524) y urología (1.343). En pruebas diagnósticas, la lista de espera es de 3.082 pacientes, la mayoría para ecografías (2.158) y endoscopias.

La consejera ha considerado "excelente" el comportamiento de las listas de espera durante todo el ejercicio, en el que "se puede decir que se han mejorado nuestras propias previsiones" porque los datos del primer semestre "no sólo se consolidan sino que mejoran de forma continuada".

"PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA"

La vicepresidenta ha destacado que la "planificación estratégica -el plan de reducción de listas de espera-, la gestión eficiente y la suma de esfuerzos con los profesionales nos ha permitido llevar a una situación razonable unas listas de espera desbocadas en los últimos años, y alcanzar unas cifras a contracorriente que en ningún caso son fruto de la casualidad".

Ha añadido que el objetivo es "consolidar estos datos año tras año y continuar mejorándolos", y ha ensalzado el "desempeño, compromiso e implicación" de los profesionales y los equipos que "lidian" con las listas de espera, en cuya reducción también está jugando un papel "muy importante" la Atención Primaria.

En su opinión, "se está consiguiendo equilibrar el sistema gracias a la optimización de los recursos propios, que están funcionando como nunca". En este sentido, ha destacado que la actividad quirúrgica en centros propios ha aumentado un dos por ciento, pasando de 25.603 operaciones a 26.077; el rendimiento quirúrgico acumulado ha pasado del 71 al 70,3%; y "únicamente" 2.167 pacientes -el ocho por ciento del total de salidas- han sido derivados a centros concertados, 439 de ellos al haberse acogido a la Ley de Garantías de Demora.

Estos últimos se derivaron a Santa Clotilde, al Hospital Quiron de Vizcaya (124), al Hospital Virgen de la Paloma de Madrid (17), a la clínica Los Lagos de Bezana, a la clínica Cienciaoftalm de Santander, al Hospital San Juan de Dios de Santurce (dos pacientes) y al Hospital Ramón Negrete de Santander.

Los otros 1.740 pacientes que se han operado en centros concertados han sido derivados mayoritariamente a Santa Clotilde en las especialidades de digestivo y traumatología ortopedia, al Ramón Negrete en trauma y la Clínica Los Lagos en urología.

Sobre la dotación presupuestaria del plan de reducción de listas de espera, que asciende a ocho millones de euros anuales, la consejera ha afirmado que en 2013 se ha "agotado hasta el último euro", y ha explicado que la mitad se destina a programas especiales, y el resto a reforzar el plan de concertación. Las prolongaciones de jornada y las contrataciones en verano para aumentar la plantilla y mantener la actividad asistencial se financian con cargo a esta dotación.