18 de enero de 2020
  • Viernes, 17 de Enero
  • 31 de enero de 2008

    (Av)Tribunales.- El jurado declara culpable de asesinato con alevosía al colombiano que mató a un compatriota en Cachamba

    SANTANDER, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Un jurado popular declaró hoy culpable de asesinato con alevosía a John Fredy C.A., el joven colombiano que en octubre del año 2006 mató a un compatriota en la discoteca Cachamba de Santander después de asestarle al menos seis puñaladas. Además, el jurado no ha apreciado en el imputado ningún elemento que justifique la aplicación de ninguna atenuante y ha rechazado proponerlo para indulto o suspensión de pena.

    Los miembros de jurado, que adoptaron todos sus pronunciamientos por unanimidad, salvo el relativo a las circunstancias atenuantes, consideró probado que John Fredy, tras merodear en torno al grupo en el que se encontraba la víctima, llamó a su hermano salió del local y regresó a la discoteca con un cuchillo con el que apuñaló a la víctima "de forma rápida y sorpresiva para que no tuviera oportunidad de defenderse".

    A la vista de la decisión del jurado, el fiscal ha ratificado su petición de 17 años de prisión para el imputado, pena a la que se ha sumado también la acusación particular ejercida por los padres de la víctima. Por su parte, la acusación de la viuda pide 18 años de cárcel, mientras que la defensa del procesado pide la pena mínima, que para el asesinato con alevosía es de 15 años.

    En cuanto a las responsabilidades civiles, la Fiscalía solicita una indemnización global de 150.000 euros para repartir, en diferentes cuantías, entre los padres, la viuda y el hijo del fallecido, que solicita sea abonada exclusivamente por el acusado. En cambio, el letrado que representa a los padres pide 300.000 euros para los progenitores del fallecido, y la acusación particular ejercida por la viuda pide otro tanto.

    Las acusaciones particulares piden que las indemnizaciones sean abonadas no sólo por el acusado, sino también por la aseguradora del local, como responsable civil, y la empresa titular del establecimiento, como responsable subsidiaria, al entender que el sistema de seguridad de la discoteca era "insuficiente y poco profesional". Por el contrario, la representación de estas dos partes pide la absolución de la aseguradora y la empresa y defienden que se actuó "con total diligencia".

    (((Seguirá ampliación)))