23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    El buque 'Fulmar' de lucha contra el narcotráfico recala en Cantabria antes de iniciar las operaciones del área norte

    SANTANDER, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El buque 'Fulmar', una de las dos embarcaciones de operaciones especiales del servicio de vigilancia aduanera y dedicado a la lucha contra el narcotráfico, llegó hoy al Puerto de Santander antes de sumarse a las operaciones que se desarrollarán durante los próximos meses en el área norte.

    Dotado con dos embarcaciones de asalto, helipuerto, calabozos y armas ligeras, y con una tripulación de 22 personas, es el más avanzado de los dos buques de operaciones especiales que tiene actualmente en servicio la Agencia Tributaria, a los que se suman embarcaciones más pequeñas existentes en distintas bases del país.

    El 'Fulmar' cuenta con sistemas de detección y localización más sofisticadas de lo habitual en patrulleros de este tipo, y dispone de dos radares y un equipo de visión nocturna. Está equipado además con tres calabozos con capacidad para diez personas.

    La embarcación, que tiene tres años, se dedica a la lucha contra el narcotráfico y actúa principalmente en operaciones en alta mar, siempre dirigidas por un juez y en muchos casos en colaboración con otros cuerpos y fuerzas de seguridad españolas o de otros países, e incluso de las Fuerzas Armadas.

    El buque, de más de 60 metros de eslora, interviene cuando se tiene información de la posibilidad de que algún barco pueda trasladar estupefacientes a España y se intenta normalmente actuar por sorpresa para que ofrezcan la menor resistencia posible.

    Su labor es fundamentalmente de intervención y normalmente no realiza tareas de información, por ejemplo, sobre nuevas rutas que, según el capitán, Jesús García de Leáñiz, son "una constante", ya que los narcotraficantes buscan nuevas rutas cuando empiezan a tener dificultades con alguna.

    Desde que el 'Fulmar' entró en servicio en el año 2006 ha participado en operaciones en las que se han intervenido más de 3.000 kilos de cocaína y otros tantos de hachís. La actuación más destacada la realizó en octubre de 2006, con el apoyo de un buque de la Royal Navy británica. Fue a 200 millas de la costa de África occidental, donde abordó por sorpresa un mercante que transportaba 1.884 kilos de cocaína.

    LABOR "BASTANTE DESCONOCIDA"

    A su llegada al puerto santanderino el buque y su tripulación han sido recibidos por la delegada especial de la Agencia Tributaria en Cantabria, Concepción Carrera, que visitó la embarcación acompañada del delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez; la jefa superior de Policía, Pilar Allué, el coronel jefe de la 13ª Zona de la Guardia Civil, Justo Chamorro, y el director de la Autoridad Portuaria, Javier de la Riva, entre otros.

    El capitán del 'Fulmar', Jesús García de Leáñiz, fue el encargado de guiar a las autoridades y la prensa por la embarcación, recorriendo el puente de mando, las instalaciones comunes de la tripulación y los calabozos, entre otras.

    Concepción Carrera explicó que la lucha contra el narcotráfico y el contrabando es una faceta "bastante desconocida" de la labor de la Agencia Tributaria, que se desarrolla a través de los dos buques de operaciones especiales (el 'Fulmar' y el 'Petrel') y las embarcaciones más pequeñas que existen en las distintas bases, el 'Alcaraván' en el caso de la costa cantábrica.

    Según destacó, sus labores son de prevención y control, con especial peso en la prevención porque "muchas veces una buena prevención" y el patrullaje de la costa impiden el desarrollo de determinadas operaciones de contrabando.

    También el delegado del Gobierno señaló que es un servicio desconocido y felicitó a la tripulación del 'Fulmar' por la labor que desarrolla, que permite aprehender importantes cantidades de droga.