8 de marzo de 2021
8 de septiembre de 2008

Cantabria espera salir "mejor" de la crisis gracias a la "fortaleza" de la industria, el I+D+i y el diálogo social

SANTANDER, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria está convencido de que la Comunidad Autónoma saldrá de la crisis "mejor de lo que entró" y con un cambio en su modelo de crecimiento, gracias a la "fortaleza" que está demostrando el sector industrial, a la apuesta por el I+D+i y al diálogo social, que van a permitir "amortiguar la fase de crisis".

Y es que, a su juicio, la región inició este ciclo económico de desaceleración "mejor que el conjunto del país" --porque supo "aprovechar el ciclo expansivo"--, y saldrá del ciclo actual "mejor" de lo que entró, porque para entonces contará con un modelo de crecimiento más basado en la industria y el I+D+i que permitirá un crecimiento "más equilibrado, sólido, sostenible y estable".

Ése es, en resumen, el mensaje que el Ejecutivo regional ha mantenido en las últimas semanas y que hoy enfatizó al comparecer conjuntamente ante los medios de comunicación la vicepresidenta regional, Lola Gorostiaga, y los consejeros de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, y de Industria y Desarrollo Tecnológico, Javier del Olmo, con el fin de analizar la situación del sector industrial cántabro.

Según Gorostiaga, la industria presenta una "situación favorable en el presente y permite mirar al futuro con optimismo", ya que, "en un contexto global de crisis de confianza en la economía, el hecho de que Cantabria cuente con activos que permiten confiar en el futuro es una ventaja competitiva que nos hace más fuertes".

Además, explicó que la industria es, "con diferencia, el sector que mejor está respondiendo" a la crisis, y se ha convertido en el "elemento vertebral y el claro dinamizador" del crecimiento de la economía cántabra, demostrando una "fortaleza inusual en el contexto nacional".

Para ilustrarlo, la vicepresidenta repasó algunos de los indicadores económicos conocidos en los últimos meses, entre ellos, los datos de crecimiento del sector en el primer trimestre, que alcanzó el 2,4 por ciento frente a un 0,4 por ciento de media en España.

Además, recordó que la importación de bienes de equipo ha aumentado un 34 por ciento respecto al año pasado (1,4% en el conjunto nacional) y en los últimos doce meses (desde septiembre de 2007 a agosto de este año) el registro de establecimientos industriales de la región ha aumentado en 400, un 90 por ciento más.

En términos de empleo, la buena evolución de la industria se ha traducido, por ejemplo, en los 5.000 contratos suscritos en agosto (un 6,2% más) o en el incremento de 6.000 ocupados (el 13,6%) según la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre.

CONFIANZA Y DIÁLOGO SOCIAL

A su juicio, estos datos dan muestras de "confianza" en el futuro y, de hecho, tal como precisó el consejero de Economía, todas las grandes empresas industriales de la región tienen proyectos de inversión y de creación de empleo.

Según Gorostiaga, esa confianza en el futuro se ve además respaldada por unos empresarios y unos agentes sociales "comprometidos y responsables que están trabajando mano a mano" con el Gobierno. Así, recalcó que la actual "fortaleza" industrial sería "impensable" sin el diálogo, el acuerdo y la concertación social y subrayó el "nivel de compromiso y eficacia en la gestión" de los empresarios, los sindicatos y los trabajadores.

En opinión de la vicepresidenta, el diálogo social y la confianza empresarial, unidos a la inversión pública y el esfuerzo conjunto en investigación, desarrollo e innovación son los elementos que permitirán al sector industrial seguir creciendo y fortaleciéndose.

I+D+I

En este sentido, Gorostiaga destacó la apuesta por el I+D+i realizada por el Gobierno regional, que ha hecho posible "duplicar en dos años" el porcentaje del PIB destinado a investigación, pasando del 0,4% al 0,8 por ciento del Producto Interior Bruto. Asimismo, recordó que la inversión pública se ha multiplicado por cinco desde el año 2003, al pasar de 12,7 millones de euros en dicho ejercicio a más de 60 millones el pasado 2007.

Además, hizo hincapié en el reparto del gasto público en investigación, en el que se ha dado mayor protagonismo a las empresas, que son ahora las receptoras del 74 por ciento de la inversión, frente al 26 por ciento que va a parar a la universidad, cuando hasta ahora era al revés y se dejaba al sector empresarial "en segundo plano".

De cara a los próximos presupuestos de la Comunidad Autónoma, el consejero de Economía destacó que la inversión en I+D+i no se verá comprometida por la desaceleración, ya que se contemplan como inversiones de carácter financiero y se sufragan, por tanto, sobre la base de préstamos reintegrables. Y a esto se añade el Instituto Cántabro de Finanzas que, sólo en 2009, espera mover "no menos de 180 millones" de euros, una parte importante de ellos para proyectos de I+D+i.