19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 20 de octubre de 2014

    Cantabria y Galicia reciben el apoyo del Ministerio en su frente común para el cumplimiento de contratos lácteos

    Confían en que Asturias se sume debido al "interés común" de garantizar unas rentas "dignas" para el sector

    MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Cantabria y Galicia han recibido el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en la creación de un frente común en la cornisa cantábrica con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los contratos lácteos, según han afirmado ambos gobiernos autonómicos.

    La consellera de Medio Rural y del Mar de la Xunta de Galicia, Rosa Quintana, y la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria, Blanca Martínez, se han reunido este lunes con los directores generales de Industria Alimentaria y de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio, Fernando Burgaz y Fernando Miranda, respectivamente.

    Según los dos gobiernos autonómicos, Burgaz y Miranda han mostrado su apoyo al sector y al concepto de "tolerancia cero" que defienden la Xunta y el Ejecutivo cántabro "frente a quienes intenten condicionar la firma de un contrato por debajo de los costes de producción y frente a los posicionamientos de dominio".

    Cantabria y Galicia impulsan un frente común a través de inspecciones en este sector y están aplicando desde el primer momento el plan nacional de control del paquete lácteo, aprobado en la última Conferencia Sectorial. Los participantes en la reunión dijeron sentirse confiados en que Asturias se sume a estos esfuerzos con el fin de garantizar unas rentas "dignas" para el sector.

    INSPECCIONES DE CONTRATOS

    Sobre la base de este plan se están realizando inspecciones a compradores de leche y productores para evaluar la relación contractual entre las partes. De hecho, Quintana y Martínez han presentado a los responsables de Agricultura los resultados preliminares de los registros ya realizados en varias industrias de sus respectivas comunidades.

    Martínez ha señalado que en los registros realizados en varias industrias de Cantabria se han detectado "presuntas irregularidades en los contratos" que tendrán que ser analizadas.

    "No se trata de una caza de brujas, sino de establecer un sistema de control con plenas garantías para todas las partes que nos ayude a que la industria tenga márgenes de rentabilidad" pero "sin que ello se traduzca en situaciones insostenibles para la cuenta de explotación de nuestras estabulaciones", ha explicado.

    MODIFICACIÓN DEL REAL DECRETO

    Por su parte, la conselleira gallega ha insistido a los responsables del Ministerio en la necesidad de "apuntalar más" el plan de control y en que el nuevo real decreto que regula la formalización de contratos lácteos con los productores esté aprobado en enero de 2015 para que en el nuevo periodo sin tasa láctea ya haya "una cobertura legal que dé amparo a todos los productores".

    Según ha declarado Quintana al término de la reunión --a la que también se ha sumado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio del Gobierno de Baleares, Gabriel Company--, el Ministerio comprende la importancia de que "obligatoriamente los contratos entre el productor y el comprador sean como mínimo de un año de duración", para evitar altibajos en los precios, y que cualquier modificación de las condiciones suponga tener que hacer un cambio en el contrato.

    La responsable gallega de Medio Rural y del Mar ha destacado que "desde el Ministerio todo son facilidades" y están intentando tramitar "lo más rápidamente posible la modificación del real decreto" con el fin de que el fin de la cuota láctea "no repercuta negativamente en el sector".

    Para leer más