22 de octubre de 2019
10 de agosto de 2019

Cantabria, única autonomía con menos de un 15% de menores de 25 años empleados

Un informe de UGT revela que la región pierde casi 11.000 ocupados jóvenes desde 2008 y registra la menor tasa de actividad juvenil desde 1977

Cantabria, única autonomía con menos de un 15% de menores de 25 años empleados
Joven trabajandoEUROPA PRESS - ARCHIVO

SANTANDER, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cantabria registró en el segundo trimestre de este año una tasa de empleo (porcentaje de ocupados sobre el total de la población) de un 14,67% entre los menores de 25 años, la más baja de todas las comunidades autónomas y la única por debajo del 15%, casi 10 puntos menos que la media nacional en la misma edad (24,55%), según un informe de la Organización Juvenil de UGT en Cantabria (OJUCA).

El informe, elaborado con motivo de la conmemoración del 12 de agosto, Día Internacional de la Juventud, indica que, según la última Encuesta de Población Activa (EPA), Cantabria registraba en el segundo trimestre de 2019 un total de 6.574 menores de 25 años con un empleo (4.436 varones y 2.138 mujeres), lo que supone 10.777, o un 62% menos, que los más de 17.000 ocupados (17.351) que había en el mismo período de 2008.

Este porcentaje inferior al 15% de trabajadores jóvenes cántabros ocupados se registra en uno de los países europeos que, de por sí, tiene una de las menores tasas de empleo a estas edades según Eurostat, el organismo estadístico de la UE, que lo situaba el año pasado en España y en la misma edad (en Europa desde los 15 hasta los 24 años) en un 19,9%, sólo inferior al de Grecia (13,5%) e Italia (16,8%) y casi la mitad que la media comunitaria, un 35,4% en la UE-28 y un 37,2% en la UE-15.

La Organización Juvenil de UGT en Cantabria matiza que en la región sólo poco más de un 14% de los jóvenes de entre 16 y 24 años tiene un empleo, un 6% (2.891) está en el desempleo y el resto (35.350) son inactivos, con lo que la población activa actual asciende a 9.465 personas, la cifra más baja desde que en 1977 el Instituto Nacional de Estadística (INE) difunde la Encuesta de Población, ya que hasta ahora nunca se había bajado del límite mínimo de los 10.000 activos jóvenes.

De hecho, la tasa de actividad juvenil de menores de 25 años de Cantabria es en la actualidad de un 21,12%, la más baja con diferencia de todas las comunidades autónomas españolas, donde sólo Asturias y Galicia registran menos de un 30% (26,85% y 28,36%), y casi 16 puntos inferior a la media nacional en la misma franja de edad (36,72% activos).

La organización puntualiza que este déficit laboral de la región entre los más jóvenes se extiende a la franja de edad posterior de entre 25 y 34 años, donde se han perdido más de 36.000 empleos desde 2008 (de 75.360 a 39.285 ocupados) e igualmente se registra la tercera tasa de actividad más baja del país en estas edades, 81,9%, sólo superior a la de Asturias (80,63%) y la de la Región de Murcia (81%).

Desde el inicio de la última crisis económica en 2008, Cantabria acumula una pérdida de 46.852 ocupados de 16 a 34 años, compensada con un incremento de 27.780 de los que tienen una edad superior, con lo que la edad media de la población trabajadora de la región ha aumentado cuatro años desde entonces (de 40,67 a 44,78 años).

CASI UN 85% DE JÓVENES CON EMPLEO TEMPORAL

El responsable regional y estatal de la Organización Juvenil de UGT, el cántabro Eduardo Magaldi, ha denunciado que la juventud de Cantabria "sufre en la actualidad máximos históricos de escasez y de precariedad de empleo en una comunidad autónoma proclive de por sí a la precariedad laboral, y más, desde la última reforma laboral de 2012".

De hecho, el informe aclara al respecto que en Cantabria un 84,27% de los asalariados menores de 25 años tiene un contrato temporal (5.072 de un total de 6.019 en el segundo trimestre de este año), casi cuatro veces más que la media regional (24,23%), pese a que ésta es una de las más altas de España, y cerca de 16 puntos más que el 68,51% de la media nacional en la misma edad (660.600 eventuales de un total de 964.200 asalariados de entre 16 y 24 años).

Según Eurostat, al igual que ocurre con la escasez de empleo entre los más jóvenes, Cantabria registra una elevada tasa de empleos temporales entre los asalariados de menos de 25 años en un país que lidera este concepto en Europa, ya que al término de 2018 España registraba un 71,8% de ellos, el porcentaje más alto por encima de Italia (65%), Portugal (64,2%) y Polonia (62,4%) y casi 30 puntos más que la media comunitaria en esta edad (43,3% en la UE-28 y 44,6% en la UE-15).

"Con casi un 85% de empleos temporales, casi un 35% con jornada a tiempo parcial (el doble que el 15,17% de la media regional) y apenas medio millar de jóvenes que se atreven a ser autónomos (555 este año), no es de extrañar que el mercado laboral de Cantabria se esté quedando sin trabajadores jóvenes con todo lo que ello implica para el futuro", ha lamentado Magaldi, que recuerda que poco más de un 14% de los menores de 30 años está emancipado del hogar familiar en la región, el porcentaje más bajo de España y el más bajo de la región en los últimos 15 años.

A este empleo tan precario se une una subsiguiente baja remuneración económica entre los asalariados jóvenes de la región, que según el último Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, implicaba un salario neto anual 7.652 euros entre los menores de 25 años, un 61,2% menos que la media regional en el mismo concepto, 19.735 euros.

La brecha salarial de edad también es alta en la región entre los asalariados de entre 25 y 29 años, un 38,6% menos que la media regional (12.105 euros anuales) e incluso entre los comprendidos entre los 30 y los 34 años, con un 24,8% menos porque registran una remuneración de 14.825 euros, 4.900 euros menos que la mencionada media regional.

Para leer más