8 de marzo de 2021
18 de enero de 2021

CCOO denuncia que el Gobierno "continúa haciendo la vista gorda a las irregularidades" de la auditoría de MARE

SANTANDER, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras ha denunciado la "inacción" del Gobierno de Cantabria que, tres años después, "sigue haciendo la vista gorda y consintiendo las irregularidades" detectadas en la auditoría realizada en 2017 en la empresa pública MARE, donde trabajan unas 280 personas.

En un comunicado, el sindicato ha subrayado que CCOO fue el único, que ya en el verano de 2019, cuando se anunciaron los resultados de la auditoría, reclamó que se depuraran responsabilidades a quienes gestionan las empresas públicas "con total arbitrariedad" antes de exigir a los trabajadores que devolvieran cantidades abonadas de manera irregular.

Sin embargo, según CCOO, "todo ha seguido igual en MARE" y no ha sido hasta hace unos días cuando la empresa "ha comenzado mover ficha" mandando una carta informativa a los trabajadores afectados por incidencias que se habían detectado en las auditorías.

Desde CCOO consideran "intolerable" que no se haya hecho "ningún caso" a los reiterados escritos enviados denunciando que no se estaba corrigiendo ni aplicando ninguna medida de las que venían recogidas en la auditoría y que sea ahora, al cabo de tres años, cuando están mandando cartas informativas a los trabajadores afectados anunciándoles regularización de nóminas y reclamación de cantidades.

"Tenemos que denunciar el oscurantismo con el que están ejecutando la auditoría porque aunque anunciaron que iban a hacer una subsanación en 2019, no han empezado a mover ficha prácticamente hasta ahora", ha denunciado el sindicato.

En este sentido, el responsable de Empresas Públicas de CCOO de Cantabria, Carmelo Renedo, ha sostenido que las actuaciones han comenzado ahora , cuando "muchas de las irregularidades económicas detectadas ya han prescrito y en los cargos siguen las mismas personas".

Al hilo, ha denunciado que hasta el 31 de diciembre de 2020 "se les ha seguido pagando todo a todos, unos 100.000 euros anuales en pagas indebidas, que deberían haberse cortado cuando la auditoría detectó las irregularidades".

En este sentido, Renedo ha hecho más extensiva la denuncia y ha tachado las auditorías de las empresas públicas de Cantabria como "absolutamente ineficaces".

"En la práctica, estas auditorías no sirven para nada si sindicatos como CCOO no estamos ahí para hacer un seguimiento de su cumplimiento. La historia se repite en Cantur, en MARE... El Gobierno de Cantabria mira hacia otro lado cuando debía velar por su escrupuloso cumplimiento", ha denunciado.

El sindicato ha subrayado que la empresa no ha contestado a ninguno de sus escritos y que, aunque el plan corrector de dicha auditoría contemplaba 45 medidas, "poco o nada" se ha hecho hasta ahora, cuando se han puesto a aplicar las medidas económicas a los trabajadores más vulnerables, a los que se les reclaman cantidades por pluses indebidos.

"Lo peor de todo es que quienes ahora adoptan estas medidas económicas son quienes han cometido la ilegalidad porque han salido beneficiados con las subidas salariales, los mayores pluses y complementos. Ahora están acompasando los ritmos para que prescriban las que les afectan a ellos mismos y, por tanto, hay un agravio comparativo con el resto de los trabajadores a los que sí se les reclama que devuelven pluses, complementos, etc", ha sostenido.

Desde CCOO se ha exigido que las reclamaciones que se están realizando se lleven a las reuniones entre la empresa y el comité de empresa para que se aborden "con total transparencia" y donde incluso se cuente con los auditores que la realizaron.

NUEVO CONVENIO COLECTIVO

Para CCOO, la negociación de un nuevo convenio colectivo solventaría la mayoría de las irregularidades detectadas por la Intervención General, eliminando los complementos personales e introduciendo otros al puesto en una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y valoración de puestos y clasificando las distintas categorías en grupos profesionales.

El sindicato ha señalado que volverá a pedir una reunión con el Presidente del Consejo de Administración de MARE, el también consejero Guillermo Blanco, para abordar la situación, aunque han lamentado que ya lo han intentado en otras ocasiones y que Blanco se niega a recibir al Comité de Empresa ni a la Sección Sindical de CCOO.

Para leer más