21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • 12 de febrero de 2010

    Cerca de cuarenta esquiadores con discapacidad visual disputarán la III Prueba del circuito FEDC en Alto Campoo

    Esta competición es la última prueba clasificatoria de cara al Campeonato de España de Esquí 2010

    SANTANDER, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Alrededor de cuarenta esquiadores con discapacidad visual, acompañados de sus respectivos guías, disputarán la III Prueba del Circuito FEDC (Federación Española de Deportes para Ciegos) de Esquí para ciegos y deficientes visuales, que se celebrará el próximo domingo, 14 de febrero, a partir de las 10,00 horas, en la Estación de Esquí de Alto Campoo, en Cantabria.

    En esta competición los participantes, procedentes de diferentes comunidades autónomas, se enfrentarán a la tercera y última de las pruebas clasificatorias de cara al Campeonato de España 2010, que se celebrará en Cerler (Aragón), entre el 4 y el 6 de abril.

    La primera prueba se celebró en la Estación de Esquí de Xanadú (Madrid), el pasado mes de diciembre; y la segunda, en la Estación de la Molina (Girona), en enero.

    Tanto las tres pruebas del Circuito como el Campeonato de España son pruebas organizadas por la Federación Española de Deportes para Ciegos de forma anual.

    Para participar en las primeras no se exigen grandes requisitos, dando así la oportunidad de participar a todos aquellos que tiene un buen nivel de esquí. Sin embargo, para acceder a un Campeonato nacional es preciso cumplir unos requisitos más estrictos y haberse clasificado a través de las competiciones previas.

    EL GUÍA, ÚNICA PARTICULARIDAD

    El esquiador ciego o con deficiencia visual no es diferente a otro esquiador. La única particularidad es que presenta una deficiencia sensorial y, por ello, debe ir acompañado de un guía, que se convierte en una figura imprescindible.

    El guía siempre va delante del esquiador con discapacidad visual y suele utilizar un intercomunicador inalámbrico para que el esquiador siga su voz e instrucciones.

    Al igual que en otros deportes, las personas ciegas (categoría B1), las que tiene bajo resto visual (B2) y aquellas que poseen un gran resto visual (B3) compiten en una misma categoría con la diferencia de que se aplica un coeficiente corrector al tiempo real conseguido, según la categoría.