21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 8 de noviembre de 2010

    CSIF Enseñanza denuncia que los presupuestos recogen "una nueva rebaja salarial camuflada" a los funcionarios

    El sindicato asegura que contienen un "recorte adicional" en las dos pagas extras de 2011

    SANTANDER, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El sector de Enseñanza de CSI-F Cantabria considera "intolerable" la "nueva rebaja salarial camuflada" por el Gobierno en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, al recoger el texto un "recorte adicional" en las pagas extras, extendiendo la rebaja de la paga de diciembre de 2010, a las dos pagas de 2011, según asegura en un comunicado.

    CSI-F ha recordado que el pasado mes de mayo el Gobierno aprobó, "de forma inconstitucional", un Real Decreto que imponía un "recorte" medio del 5% interanual en los sueldos públicos de 2010, al tiempo que se comprometía a congelar tales retribuciones en 2011, "incumpliendo" tal promesa, con "la nueva rebaja reflejada en los PGE del próximo año", y "manteniendo la rebaja de hasta un 46% para los funcionarios de nivel A1 que se aplicará no sólo a paga de diciembre de 2010, sino también a las dos pagas de 2011".

    Para CSI-F, tal medida se traducirá en un "recorte adicional" de sueldos entre el 1% y el 2% respecto a 2010, recorte que ya había anunciado el Sector de Enseñanza de CSI-F el pasado cuatro de octubre en donde ya avanzaba esta "trampa oculta por el Ejecutivo para recortar aún más los sueldos públicos", señala en el comunicado.

    Según el sindicato, se confirman así los "malos presagios" que se tenían en el sector desde el "tijeretazo" de mayo. Considera este hecho "doblemente grave" porque supone un "nuevo incumplimiento de la legislación vigente, demostrándose una vez más la desconsideración de la que son objeto últimamente por parte del Ejecutivo los funcionarios y empleados públicos, y la sutileza con la que actúa al señalar explícitamente en los PGE que los sueldos públicos no experimentarán incrementos".

    Para CSI-F, "veladamente se deja la puerta abierta a recortes adicionales a los ya aprobados en el mes de mayo", por lo que considera necesario que "todos los empleados públicos den una respuesta contundente y significativa que haga llegar su malestar al Ejecutivo y a la sociedad".

    El objetivo es que, con tales medidas, la Administración "no pueda recaudar ni un solo euro de los sueldos de los trabajadores de la Administración Pública como hizo en la pasada huelga de Funcionarios".

    Para leer más