11 de noviembre de 2019
2 de julio de 2019

El 2% de las gasolineras de Cantabria son automáticas

AESAE pide a las Administraciones locales que "no pongan barreras al libre mercado ni a la transformación del sector"

El 2% de las gasolineras de Cantabria son automáticas
Gasolinera automáticaAESAE - ARCHIVO

MADRID/SANTANDER, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El porcentaje de penetración de las gasolineras automáticas en Cantabria es del 2 por ciento, menor que el que hay en el conjunto de España, según un estudio realizado por la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae).

Este tipo de estaciones de servicio, conocidas como 'fantasma' por la ausencia o mínima presencia de personal en ellas, han superado el 9% de la cuota del mercado de la venta al por menor de carburante, tras casi duplicar su presencia en los últimos años, según datos de AESAE.

No obstante, este modelo de negocio, está arraigado de manera heterogénea en España, siendo Cataluña la comunidad con más presencia, con un total de 255, seguida por Valencia (173), Andalucía (129) y Madrid (82).

Sin embargo, en el norte de España (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco) la presencia es casi testimonial ya que está "blindado por la regulación, que evita el desarrollo de este modelo de negocio", ha señalado en rueda de prensa el presidente de AESAE, Manuel Jiménez.

Según ha dicho, las gasolineras automáticas aspiran a ser los aliados de las grandes eléctricas para cumplir con sus ambiciosos planes de implantación y expansión de puntos de recarga eléctricos en la 'batalla' de la movilidad sostenible a través del vehículo eléctrico.

Jiménez ha señalado que se está "en proceso de transición" en el que, a pesar de que el carburante tradicional "continuará siendo un elemento fundamental de la movilidad, se debe "ser conscientes de que con el paso de los años irá cambiando y se compatibilizarán ambas opciones en el mercado".

Para ello, las gasolineras automáticas recuerdan que "no están atadas" a las grandes petroleras (Repsol, Cepsa, BP o Galp), y por lo tanto, obligadas a dar salida al producto producido por éstas.

En esta línea, enseñas del sector, como por ejemplo Ballenoil, han suscrito ya acuerdos con grandes eléctricas como Iberdrola o Endesa para la instalación masiva de puntos de recarga eléctricos en su red de gasolineras en todo el país.

Por otra parte, Aesae ha pedido a las Administraciones locales que "no pongan barreras al libre mercado ni a la transformación del sector", después de que el Tribunal Supremo sentenciara eliminar la obligación de tener personal en las estaciones automáticas. Aunque según la entidad, que celebra la medida, ésta "todavía no ha dado todavía los frutos deseados".

En cuanto al precio, el estudio comprueba que las gasolineras independientes son entre 11 y 13 céntimos por litro más asequibles que las tradicionales. De media en gasolina, las tradicionales marcan un precio de 1,378 euros frente a 1,266 euros de las automáticas. Y en gasóleo 1,266 euros, frente a 1,172 euros.

Para leer más