1 de diciembre de 2020
21 de octubre de 2020

El Gobierno se interesa en Reinosa por la crecida del Híjar que ha inundado bajos

El Gobierno se interesa en Reinosa por la crecida del Híjar que ha inundado bajos
Visita del director del 112 a Reinosa para interesarse por la situación del río Híjar - GOBIERNO DE CANTABRIA

El Gobierno se interesa por el estado del río y la situación de los vecinos

SANTANDER, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria han tenido que realizar esta mañana achiques de agua de bajos situados la avenida Naval de Reinosa por la crecida de madrugada del río Híjar, cuyo cauce ya ha vuelto a la normalidad.

El director del 112, Íñigo Claramunt, en representación del Gobierno de Cantabria, ha acudido a Reinosa a comprobar el estado actual del Híjar y la situación de los vecinos de barrios cercanos a la cuenca fluvial, tras una noche tensa que ha obligado a efectuar un estrecho seguimiento de la crecida del nivel del agua.

En la visita a la zona, en la que ha estado acompañado por el alcalde del municipio, José Miguel Barrio, Claramunt ha podido conocer los testimonios de los vecinos de la avenida Naval, afectada por las grandes inundaciones de diciembre, y donde los bomberos del 112 también han tenido que achicar agua esta mañana.

Según han explicado el director del Servicio de Emergencias de Cantabria, la población "vive con miedo las crecidas del río tras los grandes daños que se produjeron a finales de 2019, por lo que estamos especialmente atentos a lo que pueda suceder en Reinosa para tratar de paliar daños con medidas de actuación temprana".

En esta línea de actuación, el Gobierno de Cantabria ha realizado esta madrugada una vigilancia pormenorizada de la crecida de los ríos, especialmente del Híjar a su paso por Reinosa, que llegó a alcanzar el estado de prealerta, volviendo horas más tarde a niveles de caudal normalizados.

Para realizar esta labor se constituyó un Puesto de Mando Avanzado (PMA) en el que participaron personal de la Dirección General del Interior del Ejecutivo, bomberos autonómicos, agentes de la Guardia Civil y voluntarios de Protección Civil, en coordinación con la sala del 112.

Los efectivos estuvieron haciendo seguimiento de distintas zonas del río hasta la bajada del caudal a niveles exentos de riesgo.

Para leer más