25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 17 de agosto de 2009

    La Guardia Civil trabaja en la localización de los autores de los incendios en Las Rozas de Valdearroyo

    SANTANDER, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Efectivos de la Guardia Civil colaboran en los trabajos de identificación y localización de los autores de los incendios forestales que se produjeron este fin de semana en Las Rozas de Valdearroyo, y que arrasaron unas 70 hectáreas.

    Así lo aseguró en declaraciones a los medios la directora general de Biodiversidad del Gobierno de Cantabria, Eugenia Calvo, que coordina esta semana el seminario 'Presente y futuro de los incendios forestales. Su repercusión en el medio natural', dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

    Según explicó, todavía no se conoce a los presuntos autores de los fuegos, pero "todo apunta" a que se trató de dos incendios "intencionados", pues tuvieron "multitud de focos distintos".

    En total, las llamas afectaron a unas 70 hectáreas en una zona abierta de pastizal y matorral en monte bajo. Alcanzaron en menor medida al área de arbolado, que consistía principalmente en pinos.

    El primero de los fuegos se inició el viernes a las 00.15 horas en la zona La Aguilera, y contó con cinco o seis focos. Este fuego se dio por controlado sobre las nueve de la mañana del sábado, precisamente a la misma hora en la que comenzó un segundo fuego en Bustasur, en una zona cercana al anterior.

    El hecho de que cuando estaba controlado el primero comenzara el segundo y la variedad de focos es lo que ha hecho pensar a los responsables del Gobierno que el fuego pudo haber sido provocado.

    En el primer fuego se llegó a valorar la posibilidad de activar el nivel uno en el protocolo de incendios forestales ante la cercanía de la población del núcleo de Las Rozas, pero luego cambió el sentido del viento y no fue necesario adoptar esta medida.

    En los trabajos de extinción de las llamas participaron cuatro cuadrillas de prácticas forestales de la Dirección General de Biodiversidad del Gobierno de Cantabria, cuatro agentes del medio natural, además de cuatro motobombas.

    Además, se contó con la intervención del helicóptero del 112 y con el apoyo de una brigada helitransportada cedida por el Ministerio de Medio Ambiente, en este caso con sede en Burgos y que se ha desplazado a Castilla y León, al presentar esta zona mayor riesgo.