20 de marzo de 2019
24 de septiembre de 2008

"Los hispanos van a ser pronto una fuerza indispensable en EEUU", dice el magistrado de origen cántabro Emiliano Salcines

Hijo de un emigrante laredano, fue el primer fiscal federal hispano-hablante en el este de Estados Unidos

SANTANDER, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

Emiliano José Salcines, hijo de un laredano que emigró a Estados Unidos a través de Cuba, y Magistrado del Tribunal de Apelaciones para el Segundo Distrito Judicial del Estado de Florida, se muestra convencido de que los hispanos serán pronto una fuerza "indispensable" en EE.UU, y asegura que el poder hispano en este país ha crecido de una forma "extraordinaria".

"Los políticos saben la potencia de los hispanos, y el día que éstos se unan en este país, vamos a ser una fuerza indispensable; y no será hoy ni mañana, pero ese día llegará pronto", asegura convencido.

Salcines, con quien Europa Press conversó en Buenos Aires, adonde el magistrado acudió en representación de la Casa de Cantabria en Florida al IV Encuentro de Casas de Cantabria, explicó que cuando él era joven, el español "no era importante" en Estados Unidos. Ahora, sin embargo, los políticos que se presentan a unas elecciones "toman un curso intensivo" para poder decir a sus votantes: "Buenos días, cómo están ustedes, yo sé hablar español", dice forzando un marcado acento americano.

Y es que este estadounidense-cántabro-astur (su madre era oriunda de la localidad asturiana de Candamo), que se jubiló el pasado 18 de julio, día de su setenta cumpleaños, y que es amigo personal de los Clinton, ha vivido, como observador privilegiado, la evolución de los Estados Unidos, en algunos aspectos, con cierto asombro.

Confiesa al respecto que nunca pensó que llegaría a ver en vida a una mujer como aspirante a presidir la Casa Blanca, dice en referencia a Hillary Clinton, que era su favorita y a la que define como una persona "muy capacitada", a la que tuvo ocasión de presentar en un acto político, "o que quizá tengamos a un señor de color como presidente".

Aunque señala en un tono medio en broma que como juez tiene que ser "imparcial", confiesa que aunque Hillary era su candidata "preferida", él pertenece al Partido Demócrata y "naturalmente mi inclinación" es dicho partido en las próximas elecciones, en las que destaca que "el mundo va a ver si son realidad en Estados Unidos todos esos ideales que tenemos de igualdad y de no discriminar", dice apostillando "a ver cuánta gente vota por una mujer o por un hombre de color".

A pesar de su extenso currículum profesional, Emiliano Salcines, que fue el primer fiscal federal hispano-hablante del Departamento de Justicia en el este de Estados Unidos (1964-1968), nombrado por el entonces Fiscal General Robert. F. Kennedy, y que durante 16 años fue el Fiscal del Estado de la Florida en Tampa, donde reside, elegido por voto popular consecutivamente, es una persona cercana y humilde.

Así, comenta que tuvo que "alquilar" un frac cuando, siendo presidente Bill Clinton, éste le pidió que estuviera en una comida de Estado en una visita de los Reyes de España. Con la misma naturalidad explica que él ayudó en la campaña del Partido Demócrata, cuando ganó Clinton, quien "siempre que tenía algún acto relacionado con España o con la Hispanidad, nunca dejaba de invitar a Emiliano Salcines", explica.

EL MEJOR LEGADO

Con todo, este magistrado, que es Hijo adoptivo de la Villa de Laredo en Cantabria, y que ha sido conferenciante en numerosas universidades, entre ellas, en la Menéndez Pelayo, asegura que el mejor legado que ha recibido es el cariño que sus padres le inculcaron por España.

Al respecto asegura que la decisión más difícil que tendría que tomar en su vida es qué haría si "España le declara la guerra a Estados Unidos; ¿adónde tiro yo?", se pregunta en tono de broma.

Emiliano Salcines, que se crió en una casa "cántabro-astur en la que se hablaba el castellano", quiere subrayar que la historia de Estados Unidos "no se puede escribir sin reconocer que sus raíces fueron españolas, y sin quitarse la gorra para lo que es español" y también destaca que España "no puede ignorar que los españoles han hecho un gran aporte en América".

De esta presencia española en Estados Unidos, y de la de cántabros en ese país, da muestra el hecho de que en Tampa, donde reside con su esposa Emiliano Salcines, "hay enterrados 4.000 montañeses", y de que existe un importante legado español, afirma este hombre, que a lo largo de su vida ha obtenido numerosas distinciones como la Encomienda de Isabel la Católica que le otorgó el Rey en 1979, y que es especialista en la presencia de España en Estados Unidos y especialmente, en la Florida, de cuya Casa de Cantabria es historiador y consejero de presidencia.