22 de octubre de 2019
25 de enero de 2009

Innova.- Siete candidatos optan a la renovación del Comité de Ética de la Investigación Clínica de Cantabria

SANTANDER, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Marqués Valdecilla ha recibido siete solicitudes de otros tantos profesionales sanitarios de la región interesados en integrarse en el Comité de Ética de la Investigación Clínica de Cantabria, dentro del proceso de renovación de dicho órgano.

Según explicaron a Europa Press fuentes del Gobierno cántabro, entre los siete aspirantes hay médicos, farmacéuticos y enfermeros, de los cuales, dos están actualmente destinados en la Consejería de Sanidad, uno en el Servicio Cántabro de Salud, otro en el Hospital de Laredo y los tres restantes en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Una vez recibidas las solicitudes, el primer paso para la elección es la evaluación de los currículum y, después, el análisis de las plazas vacantes, para en próximos días formalizar ya el nombramiento de los nuevos integrantes del Comité.

El Comité de Ética de la Investigación Clínica de Cantabria está formado por profesionales sanitarios con experiencia en el ámbito de la investigación clínica y profesionales no sanitarios que presentan su apoyo en aspectos éticos, legales y organizativos.

Pueden formar parte de él personas con experiencia de trabajo hospitalario o extrahospitalario, relacionadas con actividades de investigación y con conocimiento de metodología y estadística.

También se requiere experiencia en el campo de la ética y el derecho y queda expresamente excluida la posibilidad de que se incorporen al comité personas con relaciones económicas, mercantiles o financieras firmes con la industria farmacéutica o de productos sanitarios.

Cantabria cuenta desde hace años con comité de ética para la investigación, aunque en origen, dicho órgano, creado al amparo de un decreto del Ministerio de Sanidad del año 1978, se denominó Comité de Ensayos Clínicos del Centro Médico Nacional Marqués de Valdecilla. Después cambió de nombre para ajustarse a las nuevas regulaciones ministeriales que fijaron ya la denominación de comités de ética de la investigación clínica.

Bajo esa nueva denominación, en Cantabria siguió existiendo el comité de Valdecilla y posteriormente se creó también el del Hospital Comarcal de Sierrallana.