19 de enero de 2021
30 de noviembre de 2020

El juicio a la acusada de matar a su cuñada en Torrelavega será del 5 al 9 de abril

El fiscal pide 14 años y nueve meses de prisión para la procesada, que tras apuñalar a la víctima con una navaja prendió fuego a la casa

SANTANDER, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra la acusada de matar con un cuchillo a su cuñada el verano pasado en Torrelavega se celebrará con jurado el próximo mes de abril, entre los días 5 y 9, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

Las sesiones se desarrollarán a lo largo de esa semana desde las 9.30 horas, arrancando el primer día con la constitución del tribunal y concluyendo el último con el veredicto del jurado, tras oír a la procesada, testigos y peritos, y las conclusiones e informes de las partes, ha indicado este lunes fuentes judiciales.

El fiscal solicita una pena de 14 años y nueve meses de prisión para P.D.T.V., nacida de 1974 en la República Dominicana, por asesinar presuntamente a la hermana de su pareja, con la que residía en el barrio Covadonga de la ciudad.

También pide 8 años de libertad vigilada para la implicada tras la condena y prohibición de aproximarse a la hija y hermano de la víctima a menos de un kilómetro o comunicarse con ellos durante 18 años. El Ministerio Público interesa además que la procesada indemnice con 60.000 euros a la hija de la fallecida por estos hechos, que ocurrieron el 26 de julio de 2019 y que a su juicio constituyen un delito de asesinato.

Lo entiende así también la Acusación Particular, que eleva a 22 los años de prisión solicitada y mantiene los 8 de libertad vigilada, en tanto que fija en 16 años la prohibición de aproximarse al domicilio, lugares de trabajo o cualquier otro frecuentado por la hija de la víctima, la pareja de la acusada y sus hijos, a menos de 2 kilómetros de distancia. En concepto de responsabilidad civil pide la misma suma que el fiscal, 60.000 euros.

Por su parte, la Defensa pide la libre absolución de su representada, natural de República Dominicana, de 46 años y sin antecedentes penales. Desde 2011 convivía con su pareja y desde hacía unos seis años también con la hermana de este en la calle Julio Ruiz de Salazar de Torrelavega.

En 2018 el hombre sufrió un ictus y desde entonces la procesada se "obsesionó" con que su familia política "conspiraba a sus espaldas con la finalidad de perjudicarla, deportarla o matarla". Centró esa obsesión con su cuñada, a la que incluso culpaba de haberse apoderado de correspondencia relacionada con unas ayudas sociales solicitadas por la acusada.

Así, la relación entre ambas fue "especialmente conflictiva" y la víctima que colocó un pestillo en su habitación tras recibir amenazas de muerte de la implicada.

HECHOS

Según el fiscal, el día en que sucedieron los hechos la hija del hombre acudió al domicilio de su padre para acompañarle al Hospital Valdecilla donde tenía consulta, saliendo ambos en una ambulancia sobre las 8.00 horas. Pese a que normalmente iba con su pareja a las visitas médicas, esa mañana la acusada no lo hizo, extremo que le había advertido ya el día anterior, y se quedó así en la vivienda con la víctima.

Aprovechando que estaban solas, cogió una navaja de unos 22 centímetros de hoja de la cocina y con el propósito de acabar con su vida le propinó numerosos golpes en cara y cuerpo logrando que cayera sobre la cama, donde la acuchilló de forma reiterada en rostro, tórax y abdomen y le causó además múltiples cortes en el cuello y en las extremidades superiores e inferiores. Las lesiones mortales afectaron al corazón, los pulmones y la aorta.

La procesada atacó "sorpresivamente" a la víctima, recién levantada y en el dormitorio, sin que tuviera "posibilidad alguna de evitar el ataque, defenderse o huir", según la Fiscalía. De hecho, destaca que estando sobre la cama asestó a su cuñada aproximadamente 16 puñaladas en tórax y abdomen, incluidas las que le provocaron el fallecimiento.

Asimismo, "estando ya casi sin vida y con escasa consciencia", continuó apuñalándola con diversos cortes en el cuello, en la parte posterior del tórax-abdomen, "con la voluntad de aumentar el dolor de la víctima ignorando el sufrimiento que le estaba causando".

Después, la acusada guardó el arma empleada en la cocina e intentó prender fuego a la casa y al cuerpo ya sin vida de su cuñada, llegando a cortarle los tendones y músculos de la muñeca izquierda.

Al lugar acudieron, avisados por familiares, agentes de la Policía Nacional y Bomberos, que lograron sofocar el fuego y detener a la implicada.

La cuñada falleció, entre las 9.00 y las 11.00 horas, por un "shock hemorrágico por lesiones viscerales y vasculares múltiples" que le ocasionaron como causa inmediata de la muerte una "anoxia encefálica por anoxia isquémica".

Tenía una hija nacida enero de 1985, que no residía con ella y era independiente económicamente.

La acusada se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza desde el pasado el día siguiente de los hechos, el 27 de julio de 2019.