2 de abril de 2020
28 de diciembre de 2008

Palacio dice que el PSOE debe superar la confrontación del Congreso y comunicar mejor su gestión para lograr apoyo electoral

Considera que socialistas y regionalistas deben hacer un esfuerzo por reconducir el pacto en los ayuntamientos

SANTANDER, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Cantabria, Miguel Ángel Palacio, considera que el PSOE debe "superar la confrontación" que hubo en el Congreso y presentarse ante los ciudadanos con la gestión realizada en el Gobierno central y en el Gobierno de Cantabria, para conseguir más apoyo electoral.

Además, y en una entrevista en Radio Nacional, en la que participó Europa Press, Palacio, --que forma parte de la Ejecutiva socialista como vocal--, señaló también que las direcciones del PSOE y el PRC deben hacer un esfuerzo por reconducir el pacto de gobierno en los ayuntamientos, porque si el acuerdo es "bueno" para Cantabria, tiene que serlo para "todos" los municipios de la región.

A lo largo de la entrevista, Palacio se refirió al clima de división vivido en su partido ante el congreso en el que fue reelegida secretaria general Lola Gorostiaga, y, al ser preguntado sobre si esa confrontación ha quedado cerrada, señaló que lo que él desea es que "alcancemos un clima de colaboración y que la confrontación electoral se supere en todos los ámbitos, porque partido que se presenta dividido ante los ciudadanos es un partido que sale perjudicado electoralmente".

Indicó por ello que es necesario "fortalecer" el Partido Socialista, "superar la confrontación que hubo en el congreso" y "presentarnos ante los ciudadanos con la gestión realizada en el Gobierno central y en el Gobierno de Cantabria".

A su juicio, lo que el PSOE necesita para conseguir más apoyos electorales son dos circunstancias: "comunicar más y mejor las políticas del Gobierno central y del Gobierno de Cantabria, y superar cualquier atisbo de confrontación interna". Son -añadió- dos objetivos "fundamentales para incrementar el número de votos en Cantabria y también en los ayuntamientos de la región", y subrayó que lo que ha escuchado a Lola Gorostiaga "es que las dos cosas forman parte de sus objetivos y lo que deseamos es que esos objetivos sean del conjunto de la organización".

En cualquier caso, destacó que el congreso de los socialistas cántabros se resolvió "como se deben resolver las diferencias, votando los militantes quién es la persona que debe dirigir el Partido Socialista en Cantabria". "Le ha correspondido a Lola Gorostiaga, y por tanto tiene toda la autoridad para dirigir el partido y además puede exigir la colaboración de todas las instancias del partido; los militantes estamos obligados a colaborar con ella. Esto es así democráticamente", apostilló.

Respecto a las recientes declaraciones del presidente del Gobierno Regional y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, quien pidió salud para los próximos seis años para acabar la "revolución" que a su juicio va a vivir la Comunidad Autónoma, Palacio señaló que a él no le "extraña" que "pida cuatro años, y cuatro y cuatro y cuatro" porque "su objetivo es, lógicamente, seguir al frente del PRC y si puede, su máxima aspiración es seguir siendo presidente del Gobierno", indicó. Al respecto, recordó que Revilla lleva trece años en el Gobierno; ocho como vicepresidente, gobernando con el PP, y más de cinco con el PSOE, por lo que apuntó que sus manifestaciones entran en lo que "es la ambición política propia de un dirigente regional como en este caso es el señor Revilla".

PACTO EN LOS AYUNTAMIENTOS

Palacio también se refirió a los problemas surgidos en algunos ayuntamientos donde no ha funcionado el pacto que a nivel regional mantienen socialistas y regionalistas e indicó que las direcciones de ambos partidos tienen que hacer un esfuerzo por reconducir el pacto en la mayor parte de los municipios. Indicó que de lo contrario, se entraría "en una incoherencia, ya que si lo que pensamos que es bueno para Cantabria es que gobiernen el Partido Regionalista y el Partido Socialista, y nos parece que eso es estupendo, pues eso tiene que seguir siendo estupendo en todos los Ayuntamientos de la región".

Por ello, consideró que hay que realizar una actividad de seguimiento de ese pacto y "superar los conflictos y los problemas que se presenten", e insistió en que las direcciones de ambos partidos "deben trabajar para conseguir ese objetivo y para que aparezcamos todos ante los ciudadanos de una forma mucho más clara en el sentido de que si el pacto es bueno en Cantabria lo sea hasta en el último rincón de la región". Indicó además que lo que no puede ser es que en algunos ayuntamientos haya más concejales en la oposición que en el gobierno, y subrayó que la mayoría tiene que estar gobernando y la minoría ejerciendo la oposición. El presidente del Parlamento indicó también que en los ayuntamientos surgen diferencias entre los socios, "porque el PRC es un partido que puede pactar con el PP o con el PSOE", mientras los socialistas sólo pueden pactar con el Partido Regionalista.

Preguntado sobre la posibilidad de un pacto futuro PP-PSOE señaló que "no lo ve" porque no hay unas circunstancias "dramáticas" en la región para que se tuviese que dar un pacto entre dos partidos "que son rivales en esta comunidad autónoma como también lo son en España". "Son dos modelos diferentes, dos proyectos políticos distintos; representan a ciudadanos y ciudadanas que piensan en algunas cuestiones de forma absolutamente opuesta, así que lo lógico es que se mantenga no solamente la diferencia sino la rivalidad, que es un elemento democrático entre los partidos políticos", apostilló.

Por otro lado, y respecto a las críticas de la oposición a la falta de transparencia del Gobierno, señaló que no conoce a ningún partido que esté en la oposición que reconozca la transparencia "total" de quien gobierna. No obstante, destacó que el actual Ejecutivo "ha respondido preguntas por escrito y solicitudes de documentación como jamás se había hecho en Cantabria", si bien para la oposición "no es suficiente". Por ello, consideró que en el futuro se mantendrá esa dinámica de exigir más transparencia al Gobierno, algo --añadió--que "es bueno que se mantenga porque la oposición representa a los ciudadanos" y porque forma parte de lo que es la actividad democrática en las instituciones.

BUEN AÑO, PESE A LA CRISIS

En la entrevista, el presidente del Parlamento hizo también balance del año que ya termina y, consideró que "ha sido un año positivo desde todo punto de vista". Indicó al respecto que los ciudadanos "tienen más derechos que los que tenían el año anterior", y se han incrementado los niveles de bienestar, si bien al al final de año "se nos presenta una crisis como les ocurre a todos los ciudadanos europeos y del mundo", de la que espera que se salga en 2009.

Respecto a la crisis, destacó que le preocupan sobre todo aquellas personas "que hace unos meses tenían empleo y que en este momento no lo tienen", e indicó que esa preocupación se traduce "en qué es lo que tenemos que hacer para que ese empleo se recupere cuanto antes", y en este sentido --dijo-- están las políticas aprobadas en los presupuestos de la comunidad autónoma y del Estado. En cualquier caso, Palacio señaló que no es verdad que la crisis afecte a todos, ya que hay "amplios sectores" de la población a los que la crisis no afecta, "porque estamos bien protegidos".