4 de junio de 2020
31 de marzo de 2020

Pazos (UC) cree que lo más probable es que no se puedan retomar las clases presenciales

Llama a "consolidar" la formación a distancia y explica que se trabaja en distintos supuestos en relación con los sistemas de evaluación

Pazos (UC) cree que lo más probable es que no se puedan retomar las clases presenciales
El rector de la UC, Ángel Pazos - UC - ARCHIVO

SANTANDER, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universidad de Cantabria (UC), Ángel Pazos, cree que hay una "máxima probabilidad" de que las clases presenciales, suspendidas a mediados de mes por la epidemia del coronavirus, no se podrán retomar este curso pero ha insistido en que hay que trabajar para que "ningún estudiante pierda este curso académico".

Así lo ha señalado Pazos en una carta al Personal Docente e Investigador (PDI) y Personal de Administración y Servicios (PAS) de la institución académica.

En la misiva, consultada por Europa Press, el rector ha advertido al personal de la UC, que "aunque nada puede descartarse con una seguridad absoluta en una situación tan cambiante e imprevisible como esta, todos debemos colocarnos en un escenario en el cual, con la máxima probabilidad, no se podrán ya retomar las clases en modo presencial en este curso, a la espera de que se consolide un consenso general entre universidades, comunidades autónomas y Gobierno central".

EVALUACIÓN

En cuanto a lo que se refiere a los sistemas de evaluación, Pazos ha expuesto que "no procede todavía trabajar en un único supuesto" ya que, según ha apuntado, la evolución de la pandemia determinará si se pueden realizar "los ajustes necesarios para, junto a la evaluación continua y a distancia, desarrollar también evaluaciones presenciales".

En este sentido, ha explicado que el Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado trabaja ya sobre la base de esta situación y ha anunciado que "hará llegar de forma inmediata las instrucciones y propuestas adecuadas a este escenario".

Pazos ha subrayado que, en tanto se sigue la evolución de la situación sanitaria, y a las nuevas normas o acuerdos que se vayan publicando o alcanzando, es importante "consolidar toda la actividad de formación a distancia".

REUNIÓN MINISTRO-RECTORES

"No podemos defraudar a nuestro alumnado, esa es nuestra primera prioridad", ha dicho Pazos, que ha remitido esta carta al personal de la UC tras participar el lunes en una reunión de trabajo con el ministro de Universidades, Manuel Castells, junto a otros rectores pertenecientes al Comité Permanente Ampliado de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE).

Precisamente, en la carta, Pazos ha explicado que, entre las conclusiones de la dicha reunión, el "principio fundamental" al que se llegó es que "ningún estudiante pierda este curso académico".

Así, según ha expuesto, en la reunión se habló de la necesidad de analizar la ampliación del curso académico para la defensa de los trabajos de fin de grado y de fin de máster si fuera necesario.

También se abordó el trabajar en el acuerdo de considerar como superadas las prácticas curriculares externas de larga duración en disciplinas de ciencias de la salud y educación, cuando estas se hayan realizado, al menos, en un 50%, completando los créditos restantes en caso necesario, con seminarios u otras actividades y el trabajo coordinado en el desarrollo de herramientas de evaluación no presencial.

Además, en la reunión, entre los rectores y el ministro se insistió en la necesidad de la paralización de las diversas convocatorias y concursos, evitando cualquier perjuicio a los interesados.

Por otra parte, el rector se refiere en su misiva a la afección que para la UC o su personal tienen algunas de las últimas normas del Gobierno de España.

Así, por ejemplo, Pazos ha aclarado al PDI y al PAS, que el RD Ley 10/2020, de 29 de marzo, que establece el permiso retribuido recuperable en ciertas situaciones "no afecta, en principio, al personal de la UC" dado que una resolución rectoral del 14 de marzo ya establecía el funcionamiento de la Universidad en la modalidad de teletrabajo y también que la UC había definido ya de forma estricta y desarrollada los servicios esenciales a salvaguardar y el personal que debía llevarlos a cabo, incluyendo la emisión de los correspondientes salvoconductos.

"Todo ello sigue, en principio, en vigor, a la espera de que haya que realizar alguna modificación en el desarrollo de las últimas normas aparecidas", ha añadido.

Pazos, sin embargo, ha señalado que, a la vista del nuevo RD Ley, lo que sí se refuerza es la necesidad de un confinamiento total, con una total restricción de movilidad. "Debe tenerse en cuenta este extremo porque afecta a cualquier posibilidad de entrada al lugar de trabajo, por muy ocasional que fuera, para todas aquellas personas que no están en servicios esenciales o en otras situaciones equiparables", ha advertido.

AGRADECIMIENTOS

Por otra parte, en la carta, Pazos ha agradecido el "enorme trabajo" que, según ha reconocido, está realizando el Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado, así como los diversos decanos y directores de cento y departamento y, en general, todo el personal de la institución y los estudiantes.

Además, ha resaltado también la actividad de voluntariado de todo tipo que la UC está desarrollando para la sociedad cántabra y, como ejemplo, ha puesto, la contribución de expertos de la UC --tanto de la Facultad de Mediocina como del Instituto de Biomedicina y Biotecnología-- con la realización de tests diagnósticos en el laboratorio adicional del IDIVAL.

El rector ha señalado que sigue en "contacto permanente" con el Gobierno de Cantabria, especialmente con el director general de Universidades, Investigación y Transferencia, Ángel Irabien, y también con el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez; el de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, y con el propio presidente, Miguel Ángel Revilla.

También ha señalado que se está trabajando "intensamente" desde la CRUE para ir proponiendo soluciones de consenso a toda la problemática que va surgiendo.

"Ante la situación que está pasando nuestro país, y todo el mundo, nuestro deber es seguir trabajando al máximo, cada uno en su puesto y responsabilidad, y a la vez comprender que nuestros problemas son, seguro, secundarios a la pérdida de vidas humanas", ha concluido la carta.